Deje los síntomas, vaya a la raíz del problema

[Sin etiquetar] 
-

De todas las características de un buen líder, hay una que realmente se destaca – particularmente en momentos de crisis cuando el liderazgo eficaz es más necesitado. Es la capacidad para llegar a la causa raíz de un problema en lugar de perder valioso tiempo, dinero y recursos de la organización, sólo tratando los síntomas del problema a medida que ocurren.

El predicador Tony Evans una vez utilizó una curiosa analogía en uno de sus sermones para describir esta característica de liderazgo en lo que respecta a una iglesia, pero la misma analogía se puede aplicar a los negocios.  Hace muchos años, en sanatorios europeos, los científicos implementaban maneras crudas para probar la capacidad mental de sus pacientes y reclusos antes de liberarlos a la sociedad.  Una de esas pruebas incluía el meter al recluso en un armario pequeño de un portero con un trapeador.  En el armario tenían un lavabo con agua corriente de un grifo abierto y un tapón en el lavabo haciendo que el agua se desborde.  El paciente estaba supuesto trapear el derrame.  Después de diez minutos, los científicos volvían para observar el progreso del recluso.  Si el agua seguía derramándose y la persona seguía trapeando, sabían que el recluso no estaba listo para ser reintegrado a la sociedad, porque no era capaz de llegar a la causa raíz del problema.

Como líderes empresariales, gran parte de nuestro tiempo lo pasamos trapeando los derrames en vez de quitar los tapones que están creando el caos en primer lugar.  ¡Qué manera más ineficiente e ineficaz de operar y de liderar una organización!

Según un estudio de 2011 titulado Haciendo el caso empresarial para el desarrollo de líderes: El diferencial del 7 por ciento por The Ken Blanchard Companies, el liderazgo ineficaz, en general, le cuesta a una empresa típica una cantidad igual al 7 por ciento de sus ingresos anuales.  “Eso es más de un millón de dólares al año para cualquier organización con $15 millones o más en ventas anuales”.  David Witt de leaderchat.org identifica tres áreas clave afectadas:

Rotación de personal: “El liderazgo ineficaz es responsable por hasta el 30 por ciento de las razones por la cual las personas dejan sus organizaciones de acuerdo con un estudio por el Instituto Saratoga”.

Rotación de clientes: “El liderazgo ineficaz afecta negativamente la satisfacción del empleado, que a su vez repercute negativamente en la satisfacción y retención de clientes.  La investigación publicada en la revista Harvard Business Review calcula que cada cambio de 5 puntos en las puntuaciones de satisfacción de los empleados provoca un cambio de 1,3 puntos en las puntuaciones de satisfacción del cliente”.

Productividad de los empleados: “El liderazgo ineficaz afecta negativamente la productividad de los empleados.  Las investigaciones de Blanchard muestran que la productividad puede ser mejorada directamente un 5 por ciento a 12 por ciento a través de mejores prácticas de liderazgo”.

Dadas las consecuencias graves asociadas con el liderazgo ineficaz y las inhabilidades de resolución de problemas, los propietarios y gerentes de negocios deben aprender y poner en práctica una técnica popular conocida como Análisis de Causa Raíz para ayudar a responder a la pregunta de por qué se produce un problema en el primer lugar.  Utilizando una serie de pasos para encontrar la causa principal de un problema, un Análisis de Causa Raíz le ayudará a determinar lo que ocurrió, por qué ocurrió y qué hacer para reducir la probabilidad de que vuelva a suceder.  Uno de mis favoritos recursos de internet para el desarrollo profesional, www.mindtools.com, enumera cinco pasos:

Paso 1: Definir el problema:  ¿Qué es lo que ve que está pasando?  ¿Cuáles son los síntomas específicos?

Paso 2: Recopilar datos: ¿Qué prueba tiene de que existe el problema?  ¿Cuánto tiempo ha existido el problema?  ¿Cuál es el impacto del problema?  Usted debe analizar la situación completamente para poder ver los factores que contribuyeron al problema.

Paso 3: Identificar posibles factores causales: ¿Qué condiciones permiten que se produzca el problema?  Durante esta etapa, identifique tantos factores causales como sea posible excavando más allá de las causas obvias.

Paso 4: Identificar la(s) causa(s): ¿Por qué existe el factor causal?  ¿Cuál es la verdadera razón que produjo el problema?  Analice las raíces de cada factor.

Paso 5: Recomendar e implementar soluciones: ¿Qué se puede hacer para evitar que el problema vuelva a ocurrir?  ¿Cómo luciría la solución implementada?  ¿Quién será la persona responsable por la implementación?  ¿Cuáles son los riesgos de la implementación de la solución?

Cuando usted toma el tiempo para aplicar un análisis de causa raíz, e involucra a su equipo en el proceso de resolución de problemas, usted encontrará que los beneficios reales para su empresa, y para sí mismo como líder, son superiores a la evitación del problema obvio en mano.  Capacitará a su equipo, creará un fuerte sentido de la camaradería, y ganará el respeto de su equipo como un líder que realmente desataca los tapones.

 

Hits: 1784
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.

Decálogo del comentarista responsable de pontealdia.com

El derecho constitucional nuestro y de nuestros lectores a la libre expresión es irrenunciable. No obstante, son inadmisibles los comentarios que contengan:

1. Lenguaje vulgar, obsceno u ofensivo 6. Retórica de odio
2. Ataques personales 7. Comentarios racistas, sexistas o contra minoría
3. Mensajes que inciten a la violencia 8. Publicidad
4. Textos amenazantes 9. Basura
5. Acusaciones sin fundamento (calumnias) 10. Gritos (SOLO MAYÚSCULAS)

busy