Dream Act: El idílico baile de la Senadora Hutchinson

[Sin etiquetar] 
-

La Senadora Kay Bailey Hutchinson se hace nudos respecto del Dream Act.  La texana refleja el predicamento de muchos de sus colegas Republicanos de estados con grandes poblaciones hispanas.

           Read it in English:  Dream Act: Hutchison's Dream Dance 

Los que apoyan el Dream Act se enfocaron en Hutchinson y un manojo de Senadores Republicanos que votarían por el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes durante su última sesión.  Hasta ahora, Dick Lugar de Indiana y Bob Bennett de Utah son los únicos que dieron señales de votar en pro de la ley, por lo que el prospecto de éxito es muy gris.

Pero rehusándose a rendirse, 16 manifestantes fueron recientemente arrestados en la oficina de Hutchinson en San Antonio.  Otros la presionaron en sus oficinas de Dallas y Washington.  Algunos ayunaron por semanas.

Hutchinson me recuerda mucho a una Hillary Clinton Republicana.  Es sensible, política, cortés, y bajo la superficie, dura como un clavo.  Pero, curiosamente, el fuego de pasión se le apagó en su desastrosa candidatura en las primarias por la gobernación de Texas este año en contra del actual gobernador Rick Perry.  No ha dicho si se postulará nuevamente por el senado dentro de dos años.

Los denominados “Dream-er” (soñadores) ven a Hutchinson como moderada con corazón.  Anteriormente apoyó la esencia del proyecto de ley, que daría estatus legal a los jóvenes inmigrantes que vinieron ilegalmente al país, si es que van a la universidad ó se enlistan en el ejército.

Hablando al Senado en el 2007 respecto de una le virtualmente idéntica, ella dijo según el San Antonio Espress-News:

“Esta es una pieza de legislación tan importante, y de hecho pienso que está aislada del resto del tema de la inmigración en su totalidad porque…hay jóvenes que han sido traídos a este país cuando niños, no por voluntad propia, que fueron a las escuelas estadounidenses, se graduaron, y ahora desean ir a universidades estadounidenses.

“Están en una situación tipo limbo.  Creo que necesitamos atender este asunto.  Debemos hacerlo de tal manera que ayudemos a esta gente joven asimilarse a nuestro país con una educación universitaria.  Han vivido aquí la mayor parte de sus vidas.  Si los enviamos devuelta, no sabrían qué es su hogar.  Hay un motivo de compasión para que nosotros intentemos solucionarlo.”

Entonces ella aún quería explorar algunos detalles pequeños del proyecto de ley.  Pero ahora ella ha rechazado de tajo ofertas de negociar términos en aras de promover y aprobar la ley.

Los Demócratas han intentado anticiparse a algunos de los ajustes deseados por ella mediante rebajar la edad límite elegible a menos de 30 años y aumentar los requerimientos para lograr la ciudadanía, incluyendo una espera de 10 años y un récord limpio con la ley.

Pero Hutchinson rehúsa mostrar sus cartas.  Quizá porque ella ya se ha quemado con la base de extrema derecha de los Republicanos durante la candidatura a la gobernación.  Pero ella también declina pronunciarse en contra de la esencia del proyecto de ley.  Los latinos representan cerca de una cuarta parte del electorado de Texas y ahora suman cerca de 40 por ciento de la población.  Según una encuesta reciente de LatinoDecisions, 86 por ciento de los votantes en Texas favorecen el Dream Act.

Así que Hutchinson baila.   Ella deja que su oficina se pronuncie diciendo que la ley es “demasiado amplia” y que se necesita más aunque el proyecto ha estado circulando por una década.  Hace algunas semanas, ella propuso que los estudiantes afectados reciban visas de estudiante temporales, pero ello resultaría en que los estudiantes deberían irse del país al cabo de terminar la carrera.

La semana pasada un grupo de Hispanos Republicanos conservadores amenazó con buscarse un candidato amigable con los hispanos para retar a Hutchinson si ella buscara la reelección.  “Si Hutchinson castiga a nuestros hijos, habrán consecuencias en el 2012” declaró el fundador del grupo DeeBee Blase al The Dallas Morning News.

Por ahora, Hutchinson está a salvo tras una pared de votos Republicanos anglo, pero historias similares del resentimiento latino respecto a la Dream Act entrarán en juego respecto a otros senadores Republicanos.  John Ensign en Nevada y Jon Kyl en Arizona por ejemplo se están postulando a la reelección dentro de dos años y se hallarán luchando en contra de la marea creciente de votantes latinos en la Costa Oeste, particularmente en las elecciones generales.

Quizá necesiten perder para que así encuentren su consciencia.  Decidoramente, de los ocho Republicanos que votaron en pro de la Dream Act en la Cámara, tres eran latinos y seis ya no integrarán el siguiente Congreso.

© 2010, The Washington Post Writers Group – Traducción AL DIA NEWS 

 

Hits: 851
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.

Decálogo del comentarista responsable de pontealdia.com

El derecho constitucional nuestro y de nuestros lectores a la libre expresión es irrenunciable. No obstante, son inadmisibles los comentarios que contengan:

1. Lenguaje vulgar, obsceno u ofensivo 6. Retórica de odio
2. Ataques personales 7. Comentarios racistas, sexistas o contra minoría
3. Mensajes que inciten a la violencia 8. Publicidad
4. Textos amenazantes 9. Basura
5. Acusaciones sin fundamento (calumnias) 10. Gritos (SOLO MAYÚSCULAS)

busy