Censo 2010: Cifras quizás no favorezcan a Republicanos

[Sin etiquetar] 
-

Algunos Republicanos se relamen ante el Censo 2010, pero cualquier ganancia que tengan en los estados rojos (Republicanos) depende de dos ‘peros’: Si el partido experimenta una conversión cuasi religiosa y apoya a los inmigrantes, ó si es que traza a lo loco nuevos mapas electorales (esquivando a los hispanos).

La mayoría de reportes esta semana sobre las nuevas cifras poblacionales minimizaron el tamaño del impacto de los inmigrantes.  Si se suma a sus hijos nacidos en los Estados Unidos, lo inmigrantes representan tres cuartaras partes del crecimiento poblacional de la última década, y no es la poco menos que la mitad que tanto se ha divulgado, basados en el recuento de los nacidos en el exterior que figura en el estimado paralelo para el 2009 del American Community Survey.

                                   English Version:    Numbers May Not Tip for GOP  

El impacto es aún mayor en muchos de aquellos estados pro Republicanos en el Oeste y en el Sur que crecieron más y obtuvieron más curules en el Congreso.  En Texas, el estado que más curules obtuvo -4-, 85 por ciento de del crecimiento poblacional fue de minorías según Kenneth Johnson demógrafo de la University of New Hampshire.

Y como aprendimos de las encuestas y la última elección, los inmigrantes y sus recientes descendientes no miran con mucho favor a los Republicanos estos días.  El partido en su fiero propósito de forzar a los inmigrantes no autorizados afuera ha demonizado a todo grupo inmigrante no blanco generando profundos resentimientos.

El último acto egregio fue la aniquilación del DREAM Act por parte de los Republicanos del Senado.  El proyecto de ley era visto como la parte más fácilmente aceptable de la reforma migratoria debido a que beneficiaba a estudiantes universitarios y jóvenes dispuestos a enlistarse en el ejército.

El enfoque en el debate político ha sido en los Hispanos que ya representan 16 por ciento de la población –pero los Asiático-Americanos suman casi 5 por ciento e igualmente promueven la reforma migratoria, al igual que otros grupos pequeños no-blancos del África, el Caribe, y el Medio Oriente.

Maravilloso fuera que el GOP viera la luz e intentara incorporar a estos nuevos Americanos que por lo general son socialmente conservadores. Pero en vista del voto por la DREAM Act y las campañas nativistas de medio término sugieren que primero hará falta un milagro.

Dado que mucho inmigrantes aún no votan el partido quizá sea capaz de cabalgar en las elecciones del 2012 a hombros de sus votantes de raza blanca, varones y de mayor edad, su grupo base.  Pero esta estrategia es perdedora a largo plazo, y quizá tampoco funcione a corto plazo.

Las predicciones del 2012 dependen de cómo se interprete los resultados de noviembre.  Según la ‘national exit poll’ los latinos votaron 60 a 38 por los Demócratas en Noviembre, una brecha significativa pero superable si diestramente se ganan al más vasto voto de los de raza blanca, como en efecto hicieron los Republicanos.

Pero la encuesta que no fuera diseñada para medir el voto por raza y grupo étnico, históricamente ha subestimado a los de raza negra y a los hispanos según estudios académicos.  La pregunta es qué tanto han fallado esos cálculos.  ‘Latino Decisions’ un servicio de encuestas enfocado en hispanos estimó según una encuesta post-electoral que los latinos en realidad votaron 71 por ciento Demócrata contra 29 por ciento Republicano en 8 estados con la más alta población hispana.  En campañas electorales claves por el senado y la gobernación en Texas, Arizona, Colorado, y Nevada –estados aumentaron población significativamente en el Censo – ‘Latino Decisions’ reportaron que los hispanos se inclinaron entre 77 y 90 por ciento a favor de los Demócratas.

Esa brecha grande por ejemplo explicaría la sorpresiva victoria en Nevada del Senador Demócrata Harry Reid que las encuestadoras más grandes no anticiparon.  Nevada tuvo la mayor tasa de crecimiento poblacional de todos los estados.

Esto significa que los Republicanos en el 2012 tendrán que lograr márgenes más amplios aún entre los de raza blanca.  Es fácil recurrir a la trampa legal de cambiar los distritos electorales para esquivar o debilitar a grupos de personas (‘gerrymandering’ en inglés), una práctica favorecida por ambos partidos.

Los Republicanos controlan el Congreso de seis de los ocho estados que aumentarán curules, y en siete de los diez estados que perdieron curules.  El partido de seguro empleará ese poder para trazar nuevos límites en los distritos de tal manera que favorezca a los Republicanos.  Pero están limitados por la Ley de Derechos de Votación de 1965 que prohíbe prácticas electorales que discriminen en contra de minorías.  Debido a pasadas discriminaciones todos o parte de los 5 estados que aumentaron curules –Arizona, Florida, Georgia, Carolina del Sur, y Texas- tendrán que primero ganar la aprobación de esos cambios con el Departamento de Justicia bajo la Administración Obama.

Aún así, los Republicanos de Texas se imaginan que se saldrán con la suya trazando distritos pro Republicanos para al menos 2 de las 4 nuevas curules.  Las batallas legales serán épicas.  Los inmigrantes se preguntarán a qué clase de democracia han venido.

© 2010, The Washington Post Writers Group  - Traducción AL DIA NEWS

 

Hits: 958
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.

Decálogo del comentarista responsable de pontealdia.com

El derecho constitucional nuestro y de nuestros lectores a la libre expresión es irrenunciable. No obstante, son inadmisibles los comentarios que contengan:

1. Lenguaje vulgar, obsceno u ofensivo 6. Retórica de odio
2. Ataques personales 7. Comentarios racistas, sexistas o contra minoría
3. Mensajes que inciten a la violencia 8. Publicidad
4. Textos amenazantes 9. Basura
5. Acusaciones sin fundamento (calumnias) 10. Gritos (SOLO MAYÚSCULAS)

busy