Había que desempolvar esta serie

[Sin etiquetar] 
-

Eva Longoria en realidad intentó defender una serie que se animó a co-producir sobre latinas pintadas como empleadas domésticas. Pero en ese proceso, esta estrella mexicanoamericana de la televisión pareció, bueno, desesperada. 

El programa —“Devious Maids” (Mucamas taimadas), que debía debutar este otoño en ABC— fue una creación, con perdón de la palabra, de Marc Cherry. Uno esperaría más del creador del exitoso programa “Esposas desesperadas”, en el que actuaba Longoria y que recientemente terminó su temporada final. 

Pintar latinas como mucamas no es demasiado creativo que digamos. De hecho, Lupe Ontiveros, una actriz mexicano-americana de otra generación, calcula que ha actuado de mucama en la pantalla unas 300 veces. 

Afortunadamente, en una explosión de buen gusto y sentido común, ABC decidió no escoger la serie. 

Basada en la popular novela mexicana “Ellas son … la alegríaM del hogar” (The Disorderly Maids of the Neighborhood), esta serie se hubiera centrado en cuatro mujeres que trabajan como empleadas domésticas en Beverly Hills. Las mucamas hubieran sido interpretadas por Judy Reyes, Ana Ortiz, Dania Ramirez y Roselyn Sanchez. Susan Lucci, de “All My Children”, debía interpretar a una de las acaudaladas empleadoras. 

Cuando llovieron las críticas, Longoria se puso a la defensiva. 

“Son las actrices principales del programa y están interpretando mucamas, lo que es un reflejo realista de nuestra actual sociedad en Estados Unidos”, expresó al Huffington Post. “Cuando recibimos la típica reacción negativa de –‘Oh, están interpretando las estereotípicas mucamas’— mi respuesta inmediata es, ‘¿Entonces me está diciendo que no vale la pena contar esas historias, que esa gente vale menos, que no vale la pena explorar sus historias, que no hay complejidad en sus vidas porque son mucamas?”

¿Un reflejo realista? ¿En serio? 

Longoria necesita un espejo nuevo. No sé en qué sociedad vive. Pero en la que yo conozco, se puede ver latinas en la profesión médica y legal, dirigiendo grandes corporaciones y enormes organizaciones sin fines de lucro y destacándose en una variedad de áreas, entre ellas, la educación, la vida académica, los medios y los organismos de seguridad. 

Eso me da una idea. Escuche, ABC. ¿Quieren poner a las latinas en papeles principales? Me alegra oírlo. Me gustaría proponer una nueva serie de televisión sobre las aventuras de cuatro latinas. Una es jueza de la Corte Suprema (Sonia Sotomayor). Otra, es Directora de las Girls Scouts de Estados Unidos (Anna María Chávez). Otra, es gobernadora de Nuevo México (Susana Martínez). Y la otra, es co-propietaria de los Colorado Rockies, un equipo de béisbol de las ligas mayores (Linda Alvarado). 

En cuanto al ardiente deseo de Eva Longoria de contar la historia de las mucamas, “Mucamas taimadas” no era exactamente un documental. Iba a ser un programa de TV semanal creado para provocar risas, con atractivas latinas que probablemente iban a pasar gran parte de su tiempo tratando de evitar los avances de sus jefes. Este tipo de dulce para la mente quizás mantuviera a los televidentes divertidos y entretenidos. Pero ¿cómo ayudaría a explorar la “complejidad” de ser una mucama? No lo haría. 

Podemos crear un producto mejor. Los latinos representan el 16 por ciento de la población estadounidense, en vías a un 25 por ciento para 2040. Sin embargo, según los datos obtenidos por el Screen Actors Guild, los latinos obtienen aproximadamente sólo un 4 por ciento de los papeles de la televisión, incluyendo en eso actuaciones especiales en las que el personaje tiene sólo un renglón. Es patético. 

Pero entonces, hay que perdonar a los estudios de televisión. Se ven obstaculizados por la geografía. Su sede está en Los Ángeles y ¿dónde se encuentran latinos allí? Oh, sí. Como forman la mitad de la población de la ciudad, puede decirse que por todas partes. 

 

Hits: 1529
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.

Decálogo del comentarista responsable de pontealdia.com

El derecho constitucional nuestro y de nuestros lectores a la libre expresión es irrenunciable. No obstante, son inadmisibles los comentarios que contengan:

1. Lenguaje vulgar, obsceno u ofensivo 6. Retórica de odio
2. Ataques personales 7. Comentarios racistas, sexistas o contra minoría
3. Mensajes que inciten a la violencia 8. Publicidad
4. Textos amenazantes 9. Basura
5. Acusaciones sin fundamento (calumnias) 10. Gritos (SOLO MAYÚSCULAS)

busy