Hablar con una voz colectiva

[Sin etiquetar] 
-

“¡Haz que tu voz se oiga!”  Ese fue el tema de uno de los muchos correos electrónicos basura, spam, que he recibido hoy.  Por “muchos” quiero decir, varios cientos... cada día. Parece que cada día hay más y más personas que quieren ser escuchadas.

Es difícil saber exactamente cuántos correos electrónicos se envían en todo el mundo por día. Las estadísticas varían entre 175 mil millones y 300 mil millones, de los cuales aproximadamente el 73 por ciento  son spam no solicitado.  La pregunta es: ¿funcionan como manera eficaz de conseguir que su voz sea escuchada?  

Según Jesús Díaz, de Gizmodo.com, se necesitan 12,5 millones de correos electrónicos basura para vender sólo $100 de Viagra.  Seamos realistas, el spam es molesto y crea una gran contaminación de correo electrónico para millones de personas. No creo que eso sea la percepción que usted desea para su negocio.  Por lo menos espero que no.

¿Qué es lo que hace usted para que su voz sea escuchada? Aún mas importante, ¿qué mensaje está comunicando? ¿Es un mensaje claro y preciso? ¿O es confuso y ambiguo?  En nuestro mercado global cada vez más competitivo donde la comunicación es instantánea, las empresas deberían centrarse tanto en su mensaje en sí, como en la forma en que lo comunican. La claridad de la visión. La claridad de los objetivos.  Estos son elementos que aportan las personas, individuos que forman parte de un equipo único y coherente con una voz única y colectiva.

Un amigo mío, que es dueño de una compañía hipotecaria exitosa, recientemente compartió conmigo una experiencia que tuvo acerca de la importancia de tener una voz colectiva.  A su compañía le fue sorprendentemente bien durante la reciente recesión a pesar de estar en una industria que sufrió como resultado directo de la crisis de las hipotecas subprime. Mientras que la mayoría de sus competidores fueron forzados a cerrar sus puertas, mi amigo aumentó sus ingresos cada año.  

Al principio el atribuyó el éxito de su empresa a un plan estratégico sólido, una campaña de marketing agresiva y una reputación impecable. Entonces un día, durante un almuerzo con un cliente potencial en un restaurante local, se enteró de que había otra razón por el éxito de su empresa. Su camarera reconoció el nombre de su empresa en la tarjeta de crédito y dijo: “Esta es una gran compañía, donde usted trabaja. La conozco bien.  Sólo he oído cosas maravillosas acerca de su calidad y servicio, la excelente forma en que trata a sus empleados y todo el bien que hace por nuestra comunidad”.  

Mi amigo se sorprendió y su prospecto lucía impresionado.  “¿Cómo es que sabes todo esto?”, le pregunto a la camarera.  “Pues Carmen, una de sus empleadas, viene todas las mañanas para desayunar en camino a la oficina y eso es todo de lo que ella habla.  Ella debe ser su mejor vendedora en la compañía”. Mi amigo sonrió, miró a su prospecto y de nuevo se dirigió a la camarera y dijo: “Aparentemente debe ser mi mejor vendedora, sólo que ella no está en el departamento de ventas, ella es la recepcionista”. Después del almuerzo, mi amigo llevó a su prospecto a la oficina para que conociera a Carmen en persona y para firmar el contrato.

El éxito de una empresa depende de que todos en la organización acojan lo que hace la compañía. La comunicación con una voz colectiva asegura que sus vecinos y sus clientes entiendan la esencia de su compañía. Ese mensaje y la claridad con la que se comunica depende de la gente —esas personas dentro de su organización.  Si alguien en la empresa no está en consonancia con esa voz colectiva a continuación, como un instrumento, la organización tiene que ser ajustada, afinada, para que el sonido sea perfecto.

La claridad en la visión, misión y propósito. Hablar con una voz colectiva. ¿Qué mensaje está comunicando su negocio?

 

Hits: 1893
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.

Decálogo del comentarista responsable de pontealdia.com

El derecho constitucional nuestro y de nuestros lectores a la libre expresión es irrenunciable. No obstante, son inadmisibles los comentarios que contengan:

1. Lenguaje vulgar, obsceno u ofensivo 6. Retórica de odio
2. Ataques personales 7. Comentarios racistas, sexistas o contra minoría
3. Mensajes que inciten a la violencia 8. Publicidad
4. Textos amenazantes 9. Basura
5. Acusaciones sin fundamento (calumnias) 10. Gritos (SOLO MAYÚSCULAS)

busy