Latino News and Opinion

El hijo problema de ChevronTexaco
Por Editorial AL DIA NEWS   
14:27 | 02/17/11

¿Era solo allende cuando crédulamente veíamos a las petroleras Exxon, BP, y Chevron como buenos vaqueros, líderes del empresariado de occidente, explorando el mundo en busca de petróleo, domesticando a la naturaleza, y lidiando con  sus problemáticos habitantes?

Chevron English Editorial

Was it yesteryear when oil companies such as Exxon, BP, and Chevron were gullibly regarded as good ol’ cowboys, flagships of Western entrepreneurship, scouting the world for oil taming wild nature and contending with problematic denizens?

Lee la versión en español

 Obama tiene un largo camino por andar en el "Área de su Credibilidad" entre Latinos. 

Read the English Version

The problem is that he borrowed another blank check from the people.

Lee la versión en español

Pero en sus manos quedó otro cheque en blanco....

Read the English Version

A protracted campaign looms now in the horizon, both in the primary and general elections.

Uno de estos ‘Indiana Jones’ del petróleo era Nelson Rockefeller y su gigantesca petrolera Standar Oil de New Jersey.  Al estilo ‘Indiana Jones’, Rockefeller partió hacia la amazonía y se batió con los salvajes que casualmente vivían justo sobre gigantescas reservas de petróleo.

Mientras que la petrolera de Rockefeller fuera expulsada del Ecuador en 1937, su competencia la británica Royal Dutch Shell aseguró una concesión para explorar y explotar 10 millones de hectáreas –casi la mitad del territorio de la nación andina del tamaño del estado de Nevada- por un período de 50 años.

Sin despabilarse ante la ventaja que le sacaron los ingleses, Rockefeller se asentó justo del lado opuesto de la frontera, en Perú.

Sin resentimiento alguno, Rockefeller visitó el Ecuador en 1942 para extender una invitación personal del presidente Franklin Delano Roosevelt al presidente ecuatoriano para que visite los Estados Unidos.  Estas invitaciones eran parte de una serie de misiones de buena vecindad a Latinoamérica para detener la influencia de los nazis en la región.

¿Nos olvidamos mencionar que en 1941 el Ecuador perdió la mitad de su territorio en una corta guerra con Perú?  La pérdida solo consistió en selva amazónica, incluyendo territorio de la concesión dada a la Royal Dutch Shell.

Más adelante la gigante Standard Oil fue sometida a fuertes presiones antimonopólicas por parte del gobierno federal fraccionando a la petrolera en 37 distintas compañías, entre ellas Exxon, Chevron, y Conoco.

Sin contentarse con la sola memoria de los años gloriosos de la enorme Standard Oil, en el 2001 Chevron se fusionó con Texaco formando la cuarta petrolera de propiedad de inversionistas privados más grande del mundo.

Esta fusión, que los abogados corporativos suelen comparar a un romántico matrimonio incluyó un hijo-problema que Texaco tuvo durante su anterior matrimonio con la petrolera estatal ecuatoriana: esa criatura es uno de los mayores desastres ambientales que dejara a la selva amazónica sembrada de piscinas de desechos tóxicos y crudo tras sus operaciones petroleras entre 1972 y 1990.

Ese niño problema y sus víctimas hicieron una dramática aparición en el día de San Valentín.  Un juez selvático –así es, también tienen jueces en la selva- en Lago Agrio, Ecuador sentenció que ChevronTexaco debía $8,000 millones de dólares por daños ambientales.

Obviamente ChevronTexaco clama haber arreglado los daños dejados por su niño-problema, al haber limpiado 162 de las 430 piscinas de desechos tóxicos que quedaron en la selva amazónica.

Mientras tanto Chevron cabildea ante el Congreso estadounidense para que suspenda una acuerdo de libre comercio –Atpdea- para presionar a Ecuador a una arreglo más justo.

La saga de los cazadores de la amazonía perdida continúa; sintonícenos para enterarse más sobre autoridades cómplices, los entretelones de la internacional telenovela legal, y los moribundos habitantes de la selva. 

 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter