Latino News and Opinion

Comerciantes hispanos denuncian el veto a los refrescos
Por EFE   
07:50 | 10/24/12
-

Comerciantes hispanos de la ciudad de Nueva York defendieron este martes la demanda presentada la semana pasada por distintas organizaciones contra el veto a los refrescos gigantes impulsado por el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg.

"¿Cuánto le va a costar a nuestros comerciantes hispanos el veto del alcalde?. El señor Bloomberg no es sensible a los problemas de los hispanos", lamentó este martes el presidente de la Coalición de Cámaras de Comercio Hispanas (CCCH), Frank García.

Las autoridades sanitarias de Nueva York dieron luz verde el mes pasado a la prohibición de los refrescos azucarados gigantes en la ciudad como parte de la cruzada de Bloomberg contra la "epidemia" de la obesidad.

El empresario reconoció que hay un problema de salud pública con los niveles de sobrepeso en la ciudad pero consideró una "hipocresía" responsabilizar a los refrescos y dijo que quienes deben controlarlo son los padres de familia.

"La culpa no la tienen las sodas, el alcalde no puede ser tan hipócrita de promocionar las donas (bollos) y al mismo tiempo hacerle la guerra a la soda", añadió el representante de más de una veintena de cámaras de comercio hispanas del estado de Nueva York.

Así, García destacó que los comerciantes hispanos que se verán directamente afectados por la decisión de Bloomberg van a seguir luchando contra una decisión que consideran "intolerante", y unirán sus esfuerzos a los de los empresarios asiáticos.

La Asociación de Fabricantes de Refrescos de EE.UU. y la Asociación Nacional de Restaurantes presentaron la semana pasada una demanda en los tribunales contra el veto de Bloommberg, con apoyo de grupos de comerciantes del estado de Nueva York, incluido la CCCH.

Los fabricantes de refrescos en EE.UU. han creado una coalición de más de 1.000 miembros, Neoyorquinos por la libre elección en las bebidas, que hasta septiembre había recaudado más de 256.000 firmas contra el veto de Bloomberg.

Cuando entre en vigor la norma la próxima primavera, los refrescos con elevados niveles de azúcar (más de 25 calorías por cada ocho onzas o 0,236 litros) no podrán ser comercializados en la Gran Manzana en envases que superen las 16 onzas (0,464 litros).

Los establecimientos afectados serán todos los regulados por el Departamento de Salud, desde restaurantes, cadenas de comida rápida y carritos callejeros de comida, hasta bodegas y tiendas de ultramarinos, cines, estadios y salas de conciertos.

 

Hits: 483
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter