Latino News and Opinion

Ecuatorianos, víctimas de agresión y asesinatos en NJ
Por Efe   
09:03 | 04/23/10
-

El Consulado de Ecuador en la ciudad de Newark hizo un llamado a las autoridades en Nueva Jersey para que resuelvan los casos de agresiones y asesinato de ciudadanos de ese país ocurridos en el último año y que atribuyen a odio racial.

Según estadísticas ofrecidas en conferencia de prensa, el Consulado y la Secretaría Nacional del Migrante (SENAMI) del país andino, en los últimos 14 meses han ocurrido 11 ataques contra ecuatorianos en Nueva Jersey, Connecticut y Nueva York.

De esos, cuatro se registraron entre los meses de marzo de 2009 y marzo de 2010 en Newark, los más recientes los de Juan Carlos Fernández y Humberto Flores, quien aún está en un hospital de esa localidad, señaló la cónsul Jessica Escala, quien destacó que ninguno de los casos se ha resuelto.

"Hacemos un llamado a las autoridades de Nueva Jersey, especialmente a las de Newark, donde los casos no han tenido una solución, a su alcalde Cory Booker. Tal vez estos casos quedaban antes en el olvido, pero nosotros seguiremos insistiendo para que sean resueltos", señaló en la conferencia, a la que asistieron familiares de las víctimas, que clamaron por justicia.

La funcionaria detalló cada uno de los casos que aún esperan sean solucionados y mencionó el de Darwin Quezada, cuyo cadáver fue encontrado el 11 de marzo de 2009, atado de pies y manos en una parada de autobús y que tenía golpes en el cuello y una cortadura en la frente.

Ese mismo mes ocurrió la agresión contra el niño de dos años y medio de edad Jonathan Taday Sancho, quien recibió golpes en la cara y el cráneo. El menor estaba con un tío en una lavandería de donde se desapareció y poco después fue encontrado en un hospital de la zona.

De acuerdo con un vídeo en poder de las autoridades, se cree que una niña de unos nueve años fue quien le agredió, dijeron a Efe sus padres Ángel y María.

Otro incidente fue la agresión presuntamente a manos de dos policías contra Luis Gerardo Larco, el 7 de noviembre de 2009, luego de que éste cometiera una infracción de tránsito.

Como resultado, Larco, que regresó a Ecuador, tuvo contusión craneal, fractura de nariz, heridas en el labio y la frente y hemorragias.

La funcionaria mostró una foto de la víctima tras la agresión, y contra quien los mismos policías presentaron cargos criminales que fueron desestimados por un juez el pasado 2 de diciembre.

El pasado 5 de marzo un pasajero agredió y disparó contra el chófer Humberto Flores, tras lo cual el ecuatoriano abrió la puerta del autobús que conducía y al caer el suelo, el sospechoso lo atropelló con el mismo vehículo.

Como resultado, Flores, que era el sostén económico de su esposa Nury y dos hijos de 20 y 7 años, perdió ambas piernas.

Aunque existe un boceto y una recompensa de 4.000 dólares por información que conduzca al arresto del sospechoso, éste aún no ha sido detenido.

"Ese incidente cambió nuestra vida de la noche a la mañana", dijo a Efe Nury, quien destacó que debido a que cuida a su esposo en el hospital, tampoco puede trabajar, situación que se agrava por el hecho de que la compañía no paga beneficios a los chóferes.

Alina, hermana de Humberto, también conduce un autobús para la misma compañía, trabajo con el que mantiene a sus cuatro hijos. La mujer aseguró a Efe que teme que le ocurra lo mismo.

"Tengo miedo por lo que pasó a mi hermano. Uno cree que cada pasajero puede ser su agresor. Queremos que se haga justicia", afirmó Alina, quien, al igual que su hermano, ha sido chófer durante 13 años.

La más reciente agresión registrada es la de Juan Carlos Fernández, de 22 años, quien al salir de trabajar, el pasado 26 de marzo, fue perseguido por un grupo de afroamericanos que le gritaban "es un mexicano", según Escala.

Fernández fue golpeado por el grupo y como consecuencia de la agresión tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para reconstruir su pómulo y nariz. Según la cónsul, existen varios vídeos, pero las autoridades le han dicho que toma tiempo tener acceso a ellos.

Carlos Flores, padre de la víctima, aseguró a Efe que su hijo teme salir a la calle "y nosotros tenemos miedo de que salga, aunque aún no puede hacerlo" y agradeció la ayuda que les ofreció el Consulado y la SENAMI.

Flores pidió a las autoridades que encuentren "a los criminales que le hicieron eso a mi hijo".

El 8 de febrero de 2009 en Plainfield, Connecticut, fue asesinado Cristian Tigse Yancha, pero tampoco se ha resuelto el caso.

"No podemos permitir que nos sigan agrediendo", dijo por su parte Pablo Calle, representante de la SENAMI en Nueva York, quien pidió a los ecuatorianos denunciar las agresiones.

 

Hits: 884
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter