Latino News and Opinion

El fotógrafo mexicano que retrata el drama de Siria
Por Alejandra Martins - BBC MUNDO   
14:55 | 10/18/12
-

‘Siria desde mi punto de vista no es una guerra, hoy día ya es una masacre.” 

Desde el frente de guerra o en calles y comunidades rurales, el fotoperiodista y documentalista mexicano Javier Manzano ha registrado desde agosto el día a día del devastador conflicto en Siria.

“Es algo impresionante, jamás en mi vida profesional he visto un conflicto de esta magnitud, es una carnicería. Si no caen morteros cae artillería, si no cae artillería los jets del régimen bombardean, si no bombardean los jets es el turno de los tanques, llueve plomo en la ciudad de Alepo”, dijo Manzano refiriéndose a la segunda ciudad del país.

“Quise retarme a mí mismo pero primeramente a los lectores a crear una conciencia. Este conflicto, a diferencia del de Libia, no ha recibido la atención y por consecuencia la acción de los países occidentales. En el caso de Libia fue un conflicto que duró más o menos ocho meses y se hizo una zona segura, no fly zone, donde la población civil podía resguardarse de bombardeos aéreos”.

“Eso no ha sucedido aquí en Siria y ya van cerca de 19 meses de conflicto. Las cifras de muertos varían mucho, pero estamos hablando de entre 25 a 40 mil muertes y más de la mitad son civiles”, dijo Manzano.

“La gente con la que me topado tiene un sentimiento de abandono por parte del mundo, no entieden por qué en Libia la OTAN intervino mucho antes, tienen mas preguntas que respuestas”.

Más de 30.000 personas han muerto en el conflicto en Siria, según estimaciones no confirmadas citadas este lunes por Jeffrey Feltman, subsecretario general de Naciones Unidas para asuntos políticos, durante un encuentro del Consejo de Seguridad de la ONU.

“El gran riesgo”             

Para llegar al frente de batalla en Alepo, Manzano ha debido desplazarse generalmente junto a las fuerzas del Ejercito Libre Sirio (ELS).

“Para nosotros es imposible como periodista cubrir los dos lados, desgraciadamente no se puede, es muy difícil conseguir una visa de periodista para entrar por ejemplo a Damasco”.

Manzano dijo que los miembros del ELS provienen de varios sectores. “Si estamos hablando de la parte rural de Siria, hablamos de gente que antes eran carpinteros, granjeros, carniceros, que vendían celulares en una tienda. El que pelea a diario generalmente tiene orígenes muy humildes y eso también puede decirse de Alepo”.

Para el periodista, los integrantes del ELS han atravesado un “punto sin retorno”.

“Es gente que hoy día siente que no tiene nada que perder, porque si se pierde la revolución lo más probable es que o pierdan la vida en el combate o una vez que se pierda la batalla, o muy posiblemente deban permanecer el resto de su vida en la cárcel. Ya cruzaron una línea y ellos mismos ven imposible regresar”.

Uno de los temas que ha motivado más especulación en los medios es la presencia de soldados extranjeros junto al ELS.

“Sí, sin duda los hay, creo que este tema se ha exagerado un poco pero claro que los hay. Es gente que viene de afuera a pelear, de Libia u otros países de la región, que pueden tener una ideología islámica un poco más estricta”.

“El gran riesgo y lo quiero poner muy en claro, es que la inacción y la falta de apoyo puedan hacer que las nuevas generaciones dentro de Siria en su desesperación por buscar alguien que los ayude se empiecen a unir más a estos grupos que quizás en el futuro pueden ser un poco más extremistas”, afirmó el periodista.

Manzano aseguró que actualmente en Siria, “sobre todo en la parte sunita que conforma el ELS, en su mayoría la gente no tiene ninguna tendencia extremista; al contrario, uno lo ve en las calles, las mujeres caminan con el esposo y los hijos y las mujeres van a la escuela”.

En Alepo, “cuando voy caminando la gente quiere platicar contigo, exponer su punto de vista y poner muy en claro que el ser musulmán no significa ser extremista, la gente respeta que yo soy cristiano, por ejemplo”.

“Hoy en día el ELS no es un ejército de islamismo extremo, pero la inacción del resto del mundo puede crear las condiciones para que sí se convierta esto en un movimiento con tonos más extremistas, algo que hoy en día no sucede”.

Oleada de heridos             

Manzano destaca la hospitalidad de los sirios, que aún en tiendas de campaña en la frontera, traspasadas e inundadas por la lluvia, “te extienden la mano y te ofrecen el poco té o café que tienen. Lo han perdido todo menos la dignidad”.

Manzano espera que sus imágenes ayuden a crear conciencia y a que el conflicto sirio ingrese al discurso político de Occidente, sobre todo ante las elecciones en Estados Unidos.

El fotoperiodista confiesa haberse echado a llorar, “yo lo he hecho y lo han hecho mis colegas. Soy muy afortunado en el sentido de que tengo amigos que he conocido aquí de gran corazón, entre nosotros nos platicamos lo que hemos visto y tratamos de apoyarnos emocionalmente”.

Acerca de una de sus imagenes, la de una niña de un año y medio herida cuando cayó un mortero en su casa, dice que la niña sobrevivió, pero ésta es una de las pocas historias con final positivo.

“En los últimos dos días ha llegado una oleada de civiles, hoy en la mañana he contado tres civiles sin piernas y muchos son menores de 18. Y llega un punto que dices, ¿cuántos bebés, cuántas niñas, cuántos niños, cuántas mamás, papás, alaridos de gente que ha perdido familiares puedo fotografiar?”.

 

Hits: 447
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter