Latino News and Opinion

¡A vacunar se ha dicho!
Por Ana Gamboa / Redacción AL DÍA   
08:27 | 09/14/12
-

La doctora Iyabode Beysolow, del Centro Nacional para la Inmunización y Enfermedades Respiratorias, habló con AL DÍA sobre la importancia de la inmunización en los bebés y los programas ofrecen para padres latinos.


 

En vacunación se goza de buena salud

A diferencia de otras estadísticas de salud negativas, como por ejemplo el alarmante índice de obesidad en niños latinos, el porcentaje de niños hispanos que recibe vacunas e inmunización goza de buena salud e inclusive obtuvo cifras tan altas como la de los niños blancos y afroamericanos durante el 2011.   

De acuerdo a los resultados de la *Encuesta Nacional de Inmunización (NIS) más reciente, el 95 por ciento de los niños hispanos de 19 a 35 meses de edad recibió cobertura de vacunación, siendo el mismo porcentaje que en menores afroamericanos y blancos.

Estas son muy buenas noticias si se toma en cuenta que los hispanos son los más desprotegidos en cuestiones médicas, ya que el 30,1 por ciento carece de seguro médico, frente al 15,7 por ciento de la población general.

Y es que a pesar de que la alta cobertura en niños de 2 años de edad o menores ha resultado en niveles históricamente bajos de la mayoría de las enfermedades prevenibles por vacunación, el estudio insiste en que el año pasado los resultados se mantuvieron por arriba de la meta del programa gubernamental ‘Healthy People 2020’, cuyo reporte incluye objetivos que identifican metas de salud nacional cada diez años.

Sin embargo el peor enemigo para la inmunización de muchos menores continúa siendo la falta de recursos en los hogares. 

Según los Centros de Control de Enfermedades (CDC), la cobertura de muchas vacunas varía según el nivel de pobreza en las familias estadounidenses. 

A pesar de que los programas dirigidos a familias sin cobertura médica ha tenido éxito en  eliminar las diferencias de cobertura entre niños que viven por encima y por debajo del nivel de pobreza que alguna vez existió para vacunas como la triple viral, polio y Hep B (7), la cobertura entre niños que viven por debajo de la pobreza aún se queda atrás en comparación a aquellos que viven en o por encima de la pobreza para nuevas vacunas y aquellas que requieren de cuatro dosis para completar la serie. 

El porcentaje de niños que no recibió ninguna vacuna se mantuvo en 1 por ciento.

“Es muy importante que los padres latinos estén pendientes y lleven la cuenta de las vacunas de sus niños para que todas las enfermedades se puedan prevenir. Existen 14 de ellas que se pueden prevenir en menores de 2 años como la tos ferina, la varicela, el polio y la rubéola”, dijo la doctora Iyabode Beysolow, del Centro Nacional para la Inmunización y Enfermedades Respiratorias.

Movilizar para inmunizar

Entrados en el siglo XXI es terrible que un ser humano muera a causa de una enfermedad prevenible por inmunización.

Según declaró la Dr. Beysolow, es muy importante que los padres sigan el orden de las vacunas y que no se atrasen en el programa recomendado por los pediatras, ya que el descuido de las dosis adecuadas aumenta la vulnerabilidad del contagio en los menores.

“Algunas enfermedades podrían llegar a ser mortales como por ejemplo la tos ferina. En el último años hemos visto un brote de esta enfermedad a través del país, con 25.000 casos en lo que va del año. Ese número es mucho más de lo que se había visto en los últimos cinco años’, dijo Beysolow.

La doctora recomendó a los padres primerizos informarse sobre las vacunas necesarias desde la etapa del embarazo de la madre, como parte del proceso de preparación al nacimiento del bebé. “Antes que nada, la madre debe obtener vacunas para protegerse a ella misma y después a su bebé aun en el vientre. Están las vacunas contra la  influenza, y del TFA que previene contra la tos ferina, la madre puede comenzar a hablar con su pediatra sobre el horario de vacunas desde los primeros meses”.

En los últimos años el aumento de niños hispanos diagnosticados con autismo se ha disparado. Su prevalencia entre niños latinos (de 8 años de edad) incrementó 110 por ciento entre 2002 y 2008, en comparación con un aumento del 70 por ciento en niños blancos. Una de las preocupaciones más comunes entre padres de familia es la relación que podría haber entre el uso de vacunas y el desarrollo de los trastornos del espectro autista ( ASD).

Es por esto que la CDC se ha dedicado a  estudiar cualquier posible relación entre estas dos variables. Específicamente realizó estudios con el ingrediente de vacuna timerosal, Sin embargo, la evidencia de varios estudios que examinaron las tendencias en el uso de vacunas y los cambios en la frecuencia del autismo no comprobó la asociación entre el timerosal y el autismo.

La CDC ha aunado sus resultado a los obtenidos por el Instituto de Medicina (IOM),  los cuales dio a conocer mediante un informe en agosto del 2011. El reporte probó ocho tipos de vacunas que se administran en niños y adultos, y comprobó que estas son generalmente seguras y que las consecuencias negativas de su uso suelen ser muy poco comúnes.

“Estudio tras estudio ha comprobado que las vacunas no causan autismo. Estas son seguras y han sido probadas durante muchos años en Estados Unidos, mucho antes de que entraran al mercado. Inclusive una vez que entran en el mercado, se continúan haciendo pruebas y exámenes”, respondió Beysolow.

Vacunas al alcance de todos

Los números y la accesibilidad para obtener cobertura médica dirigida a los niños aparentan ser sencillos, pero la realidad es que las familias hispanas se enfrentan a varios retos a la hora de recibir servicios sanitarios, incluyendo falta de seguro médico y  la barrera del idioma.  

“Existe un programa llamado Vaccines for Children Program (VFC) que está disponible en cada estado del país. Los padres de familia pueden comenzar por contactar alguna institución de salud o al pediatra, y estos ofrecerán la mayoría de estas vacunas de forma gratuita a través del programa”, dijo Beysolow. 

VFC es para niños que no cuentan con un seguro médico o cuyos padres no pueden pagar el costo de la vacunas.  También  se ofrece a todo joven menor de 19 años o a candidatos elegibles a Medicaid.

“La CDC cuenta con información en español y gráficas sencillas con el horario de las vacunas. Si conoce a alguna familia con un bebé, recomiende las vacunas contra la influenza y la tos ferina. Cualquier bebé de 6 meses o mayor debe tomar una vacuna contra la influenza anualmente”, dijo Beysolow.

La doctora también instó a todos los padres a hablar con su pediatra o proveedor médico sobre cualquier vacuna que pueda su hijo pueda necesitar, a cualquier edad. “Si cree que su hijo no está al día con sus vacunas, hablé con su médicos. Hay muchos lugares donde puede obtenerlas”, concluyó Beysolow. 

*La NIS se ha realizado anualmente desde 1994 a cargo de los Centros de Control de Enfermedades (CDC), el Programa Nacional de Inmunización, el Centro Nacional de Estadísticas de Salud.


'Puentes de Salud' brinda servicios médicos gratuitos a la comunidad inmigrante de Filadelfia.

‘Héroes’ en la salud de Filadelfia son reconocidos

La organización ‘Puentes de Salud’ recibió un subsidió de $200.000 que apoyará servicios médicos gratuitos dirigidos a las familias inmigrantes.

Hace casi diez años que los doctores Jack Ludmir y Steve Larson se decidieron a decifrar el código  que podía  proveer servicios de salud gratuitos y de cálidad  a la comunidad inmigrante de Filadelfia.

El punto de partida para la creación del programa no lucrativo ‘Puentes de Salud’, fue el fenómeno de inmigración que surgió en el sur de Filadelfia,  donde el número de inmigrantes latinos ha aumentado de 6.220 en 2000 a unos 30.000 en la actualidad.

Este año, el proyecto ha sido reconocido con el subsidio para ‘líderes emergentes’ de $200.000 por parte de la fundación Claneil. 

“Los retos a los que los inmigrantes se enfrentan son muchos, pero los  principales son la barrera del idioma y la desconfianza hacia las instituciones públicas, porque muchos de nuestros pacientes son indocumentados. Pasamos la mayor parte del tiempo construyendo confianza entre la comunidad”, dijo el Dr. Larson.

Descrita como un proyecto en constante desarrollo, ‘Puentes de Salud’ adquirió su estatus de organización no lucrativa en 2008, cuando se convirtió en el centro de salud y bienestar para atender las necesidades inmediatas de la población latina, en gran parte la mexicana, mientras se enfoca en esfuerzos a largo plazo.

“Tenemos una gran variedad de servicios médicos, como salud para la mujer y para los niños a través de un programa llamado Servicios de Salud para la Comunidad Latina de la Universidad de Pensilvania (UPenn)”, dijo Larson.

También explicó que aunque en un principio la clínica cobraba una pequeña cuota por sus servicios, hoy en día las consultas y los medicamentos son completamente gratuitos.

“No nos hemos sentado a hablar sobre cómo se invertirá el subsidio, pero queremos expandir nuestras operaciones. Dos noches por semana ofrecemos servicios en nuestras instalaciones localizadas en las calles 18 y Southstreet, pero definitivamente queremos expandir nuestras consultas a cinco días a la semana”, dijo Larson.

Para la enfermera Annete Silva, los enfoques principales de la clínica son la prevención de la diabetes y problemas en el corazón.

“En cuestiones de inmunización dirigimos la mayor parte de nuestros recursos a niños mayores de 6 años y adultos. Las vacunas son completamente gratis y nos las provee el Departamento de Salud de Filadelfia”, dijo Silva.

La enfermera agregó que los niños menores de 6 años por lo general son nacidos en el país y pueden solicitar cobertura médica. “Nosotros recomendamos mucho que vayan con el pediatra porque las vacunas salen gratis. Aquellos que no califican son más grande de edad y podemos proveer la vacuna en nuestra clínica”, concluyó Silva.

 

Hits: 830
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter