Latino News and Opinion

Obama habló más de inmigración en Estado de la Unión, pero ¿es suficiente?
Por AL DÍA NEWS Y EFE   
20:09 | 01/25/11
-

El presidente de EE.UU., Barack Obama, instó hoy a la oposición republicana a colaborar para sacar adelante una reforma migratoria y a "dejar de expulsar a jóvenes con talento y responsables"... las organizaciones pro-inmigrantes consideraron que sus palabras “no son suficientes”.

En su discurso sobre el Estado de la Unión, que pronunció hoy ante ambas Cámaras del Congreso, Obama declaró "que este debate será difícil y llevará tiempo".

Aunque las referencias del mandatario respecto a la reforma migratoria fueron breves, superaron los 15 segundos que dedicó el año pasado a este tema en su Discurso del Estado de la Unión.

“Estoy firmemente convencido de que debemos acometer, de una vez por todas, el asunto de la inmigración ilegal", dijo Obama.

“Estoy listo para trabajar con republicanos y demócratas para proteger nuestras fronteras, hacer cumplir nuestras leyes y tratar con los millones de trabajadores indocumentados que ahora viven en la clandestinidad”, agregó.

You need to a flashplayer enabled browser to view this video

En materia de educación y del DREAM-Act, (aunque sin mencionar siquiera el nombre de la iniciativa para legalizar el estatus migratorio de millones de estudiantes indocumentados en EE.UU.), el mandatario reconoció a los estudiantes indocumentados como estadounidenses.


“Algunos son hijos de trabajadores indocumentados, que no tuvieron nada que ver con los actos de sus padres. Crecieron como estadounidenses, juran fidelidad a nuestra bandera y, sin embargo, viven cada día bajo la amenaza de la deportación”, dijo Obama.

“Dejemos de expulsar a jóvenes responsables”, agregó.

Además, el presidente instó a retener en EE.UU. a los estudiantes extranjeros que obtienen títulos universitarios en instituciones superiores y universidades. 

“Apenas obtienen su título, los enviamos de regreso a su país para que compitan contra nosotros. No tiene ningún sentido”, dijo Obama.

Las reacciones de políticos, así como de organizaciones pro-inmigrantes y de derechos civiles no se hicieron esperar.

“Sé que (el presidente) ve la inmigración como una clave para construir nuestros éxito económico y como un bien en nuestra competitividad internacional, así que estoy contento de que (la inmigración) haya sido parte del discurso”, dijo el congresista, Luis Gutiérrez.

“Incluyendo la inmigración en el discurso, hace claro que el presidente sabe que este no es un tema que puede ser ignorado o un problema que se va a resolver por si solo”, agregó.

La presidenta del Caucus Hispano del DNC, Iris Y. Martínez, hizo una breve recapitulación del discurso de Obama y llamó a la colaboración entre partidos.

"Obama reiteró su compromiso de hacer el trabajo arduo de reformar nuestras leyes de inmigración de una manera integral y dejar de expulsar a estudiantes talentosos y responsables cuando se gradúan”, dijo Martínez.

“Espero que, teniendo en cuenta los intereses de nuestras comunidades y de todos los estadounidenses, los funcionarios electos de ambos partidos trabajen unidos”, agregó.

La reacción del Foro Nacional de Inmigración (NIF), una organización sin fines de lucro, fue menos optimista. Esta consideró que las palabras de Obama “no son suficientes” ya que el presidente no ha presentado un plan de reforma migratoria.

Además, NIF cuestionó el compromiso del mandatario con la comunidad latina e inmigrante, a quien prometió la aprobación de una reforma migratoria hace más de dos años. 

“La comunidad latina, asiática e inmigrante son dejados a cuestionar si el presidente Obama y los líderes del Congreso son serios sobre mantener su promesa de arreglar el sistema fallido de inmigración”, dijo Ali Noorani, director de NIF.

Noorani instó a los funcionarios electos, en particular a los republicanos, a evitar la “irresponsable demagogia y ‘demonización’ de inmigrantes” característica de algunos congresistas “como Lamar Smith” (R-TX). 

Se trata de la tercera ocasión en que el mandatario, en sus discursos ante el Congreso estadounidense, ha defendido la necesidad de la reforma migratoria.



Obama sostiene que, para lograrla, es necesario el apoyo de los dos partidos, el republicano y el demócrata.



Los republicanos cuentan con la mayoría en la Cámara de Representantes desde este mes y los demócratas sólo tienen 53 escaños en el Senado, siete menos de los necesarios para evitar el bloqueo de un proyecto de ley en ese foro.



La falta de votos en el Senado evitó el año pasado que se aprobara el DREAM-Act, que hubiera abierto una vía para la legalización de los inmigrantes indocumentados jóvenes que quieren cursar estudios universitarios o enrolarse en las Fuerzas Armadas.



Tras el fracaso de ese proyecto de ley en diciembre, Obama indicó que había sido la mayor decepción que había sufrido en el periodo de transición legislativo.

 
 

Hits: 1403
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter