Latino News and Opinion

Inmigrantes pagan más por sus vehículos
Por EFE   
14:29 | 09/25/08
-
comprador de auto
Mientras la población en general paga por un vehículo usado tasas de intereses del 7,5 por ciento, los inmigrantes hispanos pagan el 9 por ciento, y en un elevado porcentaje hasta el 15 por ciento, según la Federación de Consumidores de EEUU. Por el contrario, en el caso de carros nuevos, las discrepancia no es tan amplia: Un promedio del 5,5 por ciento pagan los hispanos, comparado con el 5 por ciento del resto de la población. La asociación comercial NAFCU recomendó a los futuros compradores contactar el “credit union” para obtener un presupuesto y evitar pagar intereses elevados. Foto:David Cruz / AL DÍA

Los inmigrantes hispanos en Estados Unidos pagan una tasa de interés mucho más alta que la del resto de estadounidenses cuando compran automóviles, especialmente usados, según la Federación de Consumidores de Estados Unidos (CFA).

El grupo dijo que de acuerdo con los datos de la Encuesta Federal de Finanzas de Consumidores del 2004 la tasa media de interés entre aquellos hispanos que compraron vehículos usados en el 2004 fue del 9 por ciento, mientras que entre el resto de la población estadounidense la cifra fue del 7,5 por ciento.

LA CFA señaló que incluso más significativo es que un elevado porcentaje de latinos, por encima del resto de estadounidenses, tuvieron que pagar préstamos con un interés de al menos el 15 por ciento.

CFA dijo que el 18,5 por ciento de los hispanos que compraron vehículos usados recibieron esta elevada tasa de interés comparado con el 9,2 por ciento del resto de la población.

Sin embargo, a la hora de comprar vehículos nuevos, los hispanos y el resto de la población estadounidense no reflejaron la misma discrepancia de cifras.

La media de intereses pagados por un hispano que compró un vehículo nuevo fue del 5,5 por ciento mientras que en el total de la población del país fue del 5 por ciento.

Y sólo el 1,8 por ciento de los compradores latinos se tuvieron que enfrentar a intereses de al menos el 15 por ciento, frente al 2,2 por ciento del conjunto de la población.

Stephen Brobeck, director ejecutivo de CFA, afirmó que quizás la razón de esta disparidad entre compradores latinos de vehículos nuevos y usados esté relacionada con su experiencia negociadora.

"Se podría especular que los inmigrantes más recientes, con bajos ingresos y escasa experiencia negociando tasas bajas, siempre compran autos usados", afirmó Brobeck.

“Eso podría ayudar a entender la diferencia de tasas de interés en las compras de autos usados que no existen para las compras de autos nuevos", añadió.

Ángelo González, representante del Consejo Nacional Cubano Americano (CNC), explicó que "en Miami este es un asunto especialmente crítico. Para los hispanos que buscan estabilidad económica y alcanzar el sueño de la clase media está conectado con el acceso a oportunidades de trabajo".

"Aunque Miami tiene un sistema de transporte público, no proporciona acceso a todas las áreas de la ciudad. Por ello, tener un auto es una necesidad para muchos hispanos y, por supuesto, para muchos estadounidenses", añadió.

González también señaló que en Miami hispanos recién llegados a Estados Unidos "muchas veces se ven relegados a comprar vehículos en concesionarios que ofrecen paquetes con elevados intereses y en donde la financiación se arregla en el lugar y en el momento".

"Estos compradores en la mayoría de los casos no saben que pueden conseguir financiación a través de otras instituciones, como bancos o 'Credit Union'. Es normal que los hispanos que quieren adquirir un auto les sea difícil encontrar una financiación razonable y terminan con préstamos muy costosos", dijo.

Patty Briotta, representante de la Asociación Nacional de Credit Unions Federales (NAFCU), dijo que una de las principales medidas que los hispanos deben tomar para evitar pagar elevados intereses a la hora de comprar un auto es "contactar su 'Credit Union' y obtener un presupuesto".

"Al hacer sus averiguaciones antes y quizás incluso asegurar su pre aprobación a través de su 'Credit Union', pueden comparar tasas de financiación y mejorar su capacidad de negociación en gran medida", añadió Briotta.

Freno a llegada de inmigrantes

Los problemas económicos y un aumento de las medidas de vigilancia causaron un pronunciado descenso de la inmigración a Estados Unidos el año pasado, según el Censo.

En 2007 se sumaron alrededor de medio millón de inmigrantes a la población de Estados Unidos, más de tres veces menos que los 1,8 millones del año anterior.

Se calcula que la población inmigrante de Estados Unidos (incluidos los que residen ilegalmente) es de alrededor de 38 millones de personas, es decir alrededor del 12,7 por ciento.

Más de la mitad de esos 38 millones de inmigrantes son latinoamericanos y un tercio, asiáticos, y alrededor de uno cada cinco hogares estadounidenses se habla otro idioma, además de inglés.

Un análisis del diario USA Today en internet indicó que los inmigrantes se desplazan a los centros de mayor actividad económica y huyen de las regiones más congestionadas.

Eso coincide con el comportamiento general de la población que busca ciudades más pequeñas, alejadas de las zonas costeras y principalmente en el sur y sudeste del país.

Como resultado, durante 2007 los mayores flujos de inmigrantes se produjeron en los estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Texas. La inmigración se redujo en 14 estados y en particular el de Nuevo México, que hasta hace unos años era uno de los grandes imanes de la inmigración.

"Ahora la geografía está vinculada más que nunca a la actividad económica", indicó William Frey, un experto de la Institución Brookings, un centro de estudios económicos, sociales y políticos que analizó los datos.

Cuando la economía parece estar en declive y afecta principalmente a los sectores de la construcción, el de las ventas al detalle y el de los servicios, parecemos ser menos atractivos para los inmigrantes", añadió Frey.

Además, según los expertos, el creciente flujo inmigrante provocó una reacción negativa en muchas comunidades y en algunos casos, como el del condado de Prince William, en Virginia, se aplicaron disposiciones especiales para combatir la inmigración ilegal.

También se incrementaron las redadas de inmigrantes en muchos estados y se hizo más riguroso el trato judicial los empleadores que dan trabajo a personas en situación ilegal en violación de las actuales disposiciones.

¿Listos para salir de EEUU?

Organizaciones hispanas de Carolina del Norte urgen a los latinos a estar "preparados" y tener un "plan de emergencia" por el aumento de acciones de detención de indocumentados.

Conocimiento es poder", afirmó Dani Martínez-Moore, del Centro de Justicia de Carolina del Norte.

Un inmigrante que conoce sus derechos, tiene los documentos en regla, sabe dónde acudir por ayuda, que ha arreglado sus bienes materiales, actúa más calmado y con control de la situación que otro al que lo agarran desprevenido", resaltó.

 

Hits: 5086
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter