Latino News and Opinion

‘En Drexel, no podríamos tener un mejor modelo educacional’
Por Arturo Varela / Redacción AL DÍA   
14:34 | 11/01/12
-

El presidente de la Universidad de Drexel, John Fry, habló en mesa redonda con AL DÍA, sobre el sistema educacional de esta universidad que requiere a estudiantes obtener experiencia laboral incluso antes de graduarse, y que podría estar al alcance de más de los que lo imaginan.


 

¿Le gustaría hacer una declaración inicial?

Una de las cosas más poderosas de nuestra universidad es lo comprometidos que estamos con los principios de acuerdo a los que fue fundada en 1891. Nuestro fundador Anthony J. Drexel tuvo la visión de que la educación superior debía ser accesible para todas las personas de la región de Filadelfia, no solo para los que tenían una familia con recursos para hacerlo. Lo que hacemos hoy en día es una interpretación moderna de lo que Drexel imaginó en ese entonces.

¿Qué distingue a Drexel de otras universidades?

Tenemos un programa de educación en el que nuestros estudiantes pasan por tres periodos de seis meses en los que trabajan en distintas organizaciones con o sin fines de lucro. No como personas que se encargan de traer cafe y sacar copias, sino como empleados que son compensados con un promedio de $14.000 por cada uno de estos periodos.

¿Es esta una respuesta al bajo indice de empleo entre recién graduados?

La “educación cooperativa” ha sido parte de Drexel por casi 100 años. Cuando pienso en esta economía y en los retos que enfrentan los estudiantes recién graduados, creo que no podríamos tener un mejor modelo educacional. Si vienes a Drexel, vas desarrollado una red de personas que saben quien eres, no solo como estudiante, sino como trabajador y potencialmente como empleado. Muchos de nuestros estudiantes recién graduados reciben ofertas de trabajo de los empleadores con los que hicieron su “co-op”.

¿Cuál es su recomendación para los jóvenes que están considerando ir o no la universidad debido a la alta deuda de préstamos estudiantiles que pueden enfrentar al graduarse?

Si ves a lo largo de la vida de una persona con un título universitario y lo que puede hacer económicamente, le va mucho mejor que a quienes solo se gradúan de ‘high school’. Además de la educación en sí y los beneficios económicos, tienen la oportunidad de trabajar con personas a otro nivel, y mientras estés mejor preparado intelectualmente, tienes una mejor calidad de vida.

¿Y a quienes creen que no pueden costear una educación universitaria?

La gente suele ver el “precio de etiqueta”. Ven a Drexel como una institución que cuesta unos $52.000 al año, pero el precio neto es de unos $20.000 dólares menos, y eso incluso antes de la ayuda financiera. No estoy diciendo que no sea caro, pero la cantidad de apoyo disponible podría sorprender a muchos. El estudiante promedio de Drexel no paga $52.000 dólares de matricula al año.

¿Y a quienes no saben qué estudiar?

Les diría que no se preocupen de lo que van a estudiar. Cuando entras a un ambiente universitario, tomas clases y convives con otros estudiantes y profesores, vas entendiendo cuáles son tus atributos y tus debilidades. Nadie espera que a los 18 años de edad sepas qué hacer por el resto de tu vida. Ese es el propósito de la universidad, estar expuesto a distintas áreas, y tener la oportunidad de decir “pensé que me gustaba algo, pero no tengo la habilidad de hacerlo”. No importa si sabes o no lo que quieres hacer, deberías ir a la universidad.

¿Qué sabe de los latinos en EE.UU.?

Que en términos de educación superior son una población marginada, y para cualquier población marginada, el problema no es la capacidad de hacer el trabajo, sino la habilidad de tener acceso a una institución, lo que en ocasiones es una cuestión de asequibilidad. 

Tradicionalmente las instituciones en Filadelfia han fallado en llegar a los latinos, ¿qué está haciendo Drexel en este aspecto?

Tenemos unos 1.400 estudiantes latinos, eso representa el 5 por ciento. Tenemos un programa de becas a través del cual seleccionamos cada año a 50 estudiantes de escuelas públicas y católicas de Filadelfia para recibir una beca por cinco años en Drexel. Si ves la demografía del sistema escolar, esto le da a los estudiantes hispanos una oportunidad magnifica de asistir a Drexel con una beca completa. 

La otra cosa, que aplica no solo para la población latina, sino para todos, es que invertimos una cifra récord de unos $160 millones de nuestro presupuesto en ayuda financiera.

También tenemos una oficina de igualdad y diversidad, y hace dos años abrimos un centro multicultural que vamos a expandir próximamente.

En el 2009, Harvard fue la primera institución privada de educación superior en expresarse a favor del DREAM-Act. En la región solo UPenn ha hablado al respecto y apoyado esta iniciativa. ¿Cuál es la postura de Drexel al respecto?

Personalmente, simpatizo completamente con la situación, pero antes de expresar mi opinión al respecto, tengo que tener una conversación integral con mis colegas para ver si aprobamos una ratificación de apoyo, y eso es algo que prometo hacer.

Muchas instituciones educativas tienen miedo de tomar una postura al respecto o debatir el tema siquiera. ¿Por qué deberían de hacerlo?

Creo que el gran asunto que enfrenta la educación superior en EE.UU. en este momento es la asequibilidad y el acceso, que también es un asunto político. La fuerza de la educación superior en nuestra nación ha sido la habilidad de darle la oportunidad a una gran cantidad de gente. Si no continuamos con esa tradición, que enfrenta retos económicos y políticos, podríamos perder una de las cosas más importantes que nos definen como sociedad estadounidense.

Usted ha hablado de hacer de Drexel una “universidad urbana del futuro”. ¿En qué consiste esto?

Una universidad urbana moderna debe tomar acción y estar involucrada cívicamente de forma que permita a la gente acudir a ella no solo para obtener una educación, sino para ayudarlos a solucionar problemas. La universidad moderna no solo debe hacer investigación teórica sino tomar lo que ha desarrollado y encontrar la manera de posicionarlo en el mercado.

¿Cuáles han sido los principales retos y logros desde que fue nombrado presidente de Drexel en el 2010?

El reto de suceder a Constantine Papadakis, un gran hombre y un gran líder que desafortunadamente se enfermó y falleció durante su presidencia. Una de las cosas por las que estoy muy orgulloso es porque cada uno de los compromisos que se habían hecho hasta ese momento y que no se habían logrado por su fallecimiento, hoy se han completado o están siendo implementados. Fue muy difícil porque había proyectos muy grandes que no tenían fondos. Ahora pueden ver la construcción que se está llevando a cabo en Drexel.

También estoy orgulloso de haber despegado algunas iniciativas más rápido de lo que cualquiera hubiera pensado.

¿Entre ellas la unión con la Academia de Ciencias Naturales?

Nuestra unión con la Academia de Ciencias Naturales fue una algo muy positivo tanto para nuestra institución como para la academia. Es un recurso científico impresionante que ahora está ligado a nuestra universidad, y a la vez, creo que hemos hecho una gran labor apoyando a la academia. Hay muchas organizaciones sin fines de lucro muy valiosas que están batallando. Quién sabe lo que será de ellas en cinco o diez años si la filantropía y los fondos del gobierno son limitados. Creo que va a haber una convergencia de este tipo de instituciones, y creo que lo que Drexel hizo con la academia representa un modelo.

 

Hits: 643
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter