Latino News and Opinion

En Filadelfia sí que se vive la hispanidad
Por Ana Gamboa / Redacción AL DÍA   
14:10 | 09/27/12
-

Aunque el Mes de la Herencia Hispana es del 15 de septiembre al 15 de octubre, los latinos de la ciudad están día a día en contacto con sus raíces y celebran todo el año.

El festival puertorriqueño ha venido demostrando que la cultura taíno es una de las predominantes en la zona triestatal.
 

Como cada año desde hace más de cuatro décadas ha llegado la temporada en la que todo parece estar rodeado de la palabra ‘hispanidad’ y ‘latino’, sobretodo en corporaciones y declaraciones oficiales por parte de funcionarios. Septiembre y octubre se tiñen de color y dan paso a una serie de festividades dedicadas a celebrar las aportaciones de la comunidad latina en Estados Unidos. Específicamente del 15 de septiembre al 15 de octubre es que se vive el Mes de la Herencia Hispana en la unión americana, celebración que engloba en un solo mes a 19 países hispanohablantes.

Es por esto que, por ejemplo, el Departamento de Trabajo de EE.UU. ofrece durante esta época clases de español, conferencias sobre los origines de la salsa o clases de comida latina. La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) celebra con una serie de eventos que incluyen subsidios a través de los Premios de Liderazgo de Herencia Hispana.

Muchos miembros del gobierno aprovechan para reconocer a los latinos, como lo hizo la secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS), Kathleen Sebelius, quien viajó hasta Albuquerque (NM) no solo para dar inicio a esta celebración, sino también para renovar su compromiso con la salud de la comunidad hispana.  

Las grandes empresas como la Coca Cola, que hace poco donó $300.000 dólares al Fondo de Becas Hispanas, también quieren ser parte de la celebración.

Pareciera que la agenda en la mayoría de los organizaciones está lista con meses de anticipación. En Filadelfia, el mes fue promocionado como un escenario que ofrecería más cultura latina que nunca en distintos portales de turismo.

Muchas organizaciones culturales sin fines de lucro de la región aprovechan esta época  para resaltar su misión.

“Este mes es para celebrar nuestras raíces, asegurarnos de que las mantenemos vivas y de que estamos orgullosos de ello. Sobretodo de asegurarnos que son transmitidas a las nuevas generaciones”,  dijo la mexicana Dalia O’Gorman, cofundadora de la organización Casa Monarca.

O’Gorman se dedica a través de su organización a preservar la cultura mexicana entre los recién llegados inmigrantes.

Pero, ¿qué sucede con un latino nacido y criado en Filadelfia? como en el caso de Javier Suarez, cuyos padres llegaron de Colombia a la ciudad en 1960. Aunque venían solamente a estudiar vieron muchas oportunidades y optaron por quedarse.

“Para mí el festejo de este mes se traduce a un espacio que reconoce que estamos aquí, aunque siempre lo hemos estado. Pero pensar en mi herencia es algo que hago todos los días, es parte de mi, no necesito un mes para pensar que debemos celebrarlo, pero si esto deja más puertas abiertas entonces lo apoyo”, dijo Suarez.

El productor de los Hispanic Choice Awards retribuye el conservar su herencia colombiana totalmente a sus padres. “No crecí en un barrio latino  y toda mi crianza fue norteamericana, pero mi casa estuvo llena de mucho cariño y cuidados, sobre todo dirigido a nuestra herencia”.

Las festividades dominicanas iniciaron en Filadelfia hace 17 años. Este año celebraron el 168 aniversario de la Independencia de República Dominicana.

La experiencia de identidad ha sido distinta para la mexicoamericana Veronica Castillo-Pérez, directora de la organización local Raíces Culturales Latinoamericanas, quien recuerda que su herencia cultural se vio caracterizada por el conflicto de asimilación hacia la cultura norteamericana.

Castillo creció en el estado de Texas, en el área de Lampasas. Fue en 1968 cuando por primer vez el Presidente Lyndon B. Johnson declaró una semana en septiembre como la Semana Nacional de la Herencia Hispana, sin embargo, Castillo recuerda que en aquellos años era difícil celebrar tus raíces.

“Era la época en la que las escuelas prohibían hablar el español, había mucha rebeldía porque fuimos oprimidos culturalmente. Tratábamos de adaptarnos en ‘mainstream America’, algunos de mis familiares incluso se cambiaron el nombre como por ejemplo un tío que cambió su apellido ‘Delgado’ por ‘Delcato’ para que pareciera italiano”, dijo Castillo.

Según explicó, en aquella época el ‘chicanismo’ trataba de encontrar su propia identidad manteniendo ambas culturas, la mexicana y la estadounidense. “Uno quería ser exitoso y dominar el inglés, pero al  mismo tiempo recuerdo que mi abuela me decía ‘el gringo me va hacer hablar el inglés pero no me puede forzar a olvidar mi español’ y entonces por ella fue que preserve mi lengua materna”.

Para Castillo, el Mes de la Herencia Hispana es un sello para la comunidad, “aunque los latinos estamos aquí todo el año no solamente durante un mes, y me gustaría que las corporaciones entendieran eso. El poder que tiene el reconocimiento y los recursos no se debería dirigir solamente durante un mes”.

Pero a pesar de que el problema de asimilación que Castillo relató sucedía en la década de los sesenta, aun hoy en día surgen conflictos de identidad para muchos latinos que no pueden celebrar su herencia abiertamente.

Tal fue el caso de la ‘dreamer’ de Filadelfia Tania Chairez, de 20 años, cuando residía en Phoenix (AZ) y trataba de ocultar su origen mexicano para evitar llamar la atención. 

Según contó Chairez, el rechazo a su identidad como latina se dio específicamente por su estatus de indocumentada. “Por ejemplo jamás asistía a celebraciones como el Día de la Independencia, mi cultura era algo que no quería experimentar. Fue hasta que llegué a Filadelfia que comencé a disfrutar de mi eso, por ejemplo fui al Festival Mexicano en el ‘Italian Market’, me emocionó mucho porque oí la música que conozco, probé la comida que conozco”.

En 2012 se llevó a cabo por sexto año consecutivo el Carnaval de Puebla en el sur de Filadelfia, una tradición que pretende conmemorar la Batalla de Puebla, en México.

Una experiencia totalmente distinta ha sido la del argentino Carlos Pascual, instructor del programa Youth Artists Program (YAP) en Taller Puertorriqueño. Originario de la provincia de Cordoba, ha vivido en Filadelfia por los últimos 12 años y jamás se había puesto a analizar su herencia hispana en este país.

“Nunca he tenido que hacer la diferencia entre si soy latino o no. Me parece que mucha gente puede disfrutar del Mes de la Herencia Hispana por curiosidad sin saber qué significa o cuando empezó. Por otra parte creo que la conversación y el intercambio que se da durante este mes entre la diversidad cultural latina es muy importante”, dijo Pascual.

Él mismo observa de primera mano a través de sus alumnos esa diversidad y, sobretodo, cómo viven la herencia hispana las generaciones más jóvenes en plena Filadelfia.

A uno de ellos, Nestor Tamayo, de 15 años y alumno en Mariana Bracetti Academy Charter School, poco o nada le han hablado del Mes de la Herencia Hispana y sin embargo experimenta los sabores y los ritmos de Puerto Rico casi a diario.

“En mi casa se come lo típico de la comida latina, arroz con habichuelas, y habló español en el barrio y con mis compañeros que básicamente todo son hispanos”, dijo Tamayo.

Para Luis Vargas, de 18 años, quien nació en Puerto Rico y lleva 6 años viviendo en Filadelfia, no hay duda sobre su ciudadanía ni país de origen. “Aunque tengo ciudadanía estadounidense no me considero un puertorriqueño americano. Soy boricua y nadie me lo quita. Creo que lo que más me gusta de ser latino es ser bilingüe porque creo que hace que me comunique mejor y me puede abrir más puertas”.

La adolescente Amy Lee Flores esta al tanto de festividades puertorriqueñas como el Grito de Lares o el Día de la Raza porque su madre se ha encargado de enseñarle sobre estas tradiciones. “El español es otro ejemplo de esto, yo habló español ahora porque eso es lo que se habla en mi casa aquí en Filadelfia. En la escuela o en cualquier otro lado puede ser inglés”, dijo la adolescente de 15 años.

La comunidad colombiana izó por primera vez su bandera en el exterior del City Hall en julio pasado.

“Me conecté un poco más con mis raíces latinas cuando me mudé a Filadelfia en 2007 para estudiar en la universidad de Drexel, la comunidad de estudiantes hispanos era relativamente pequeña pero siempre nos encargabamos de conmemorar el Mes de la Herencia Hispana a través de asociaciones culturales de estudiantes. Además nos uníamos con alumnos de la Universidad de Pensilvania (UPenn) y de la Universidad de Temple”, dijo la bloguera y editora Nicolle Morales.

El desarrollo que la bloguera ha experimentado es muy particular debido a que su padre es panameño, y su madre es de origen alemán. Morales nació en Filadelfia pero creció entre el Reino Unido y Alemania, así que nunca estuvo del todo a tono con la cultura hispana. Después de graduarse de la universidad uno de sus proyecto profesionales fue trabajar para la plataforma de comunicación para hispanos BeingLatino, dirigido a latinos que primordialmente hablan inglés y que involucra temas relavates de la comunidad hispana.

“Ahí aprendí que la experiencia latina equivale a muchas y muy variadas. Aunque hay factores que nos unen, la experiencia de cada uno es individual y diferente. Uno no puede generalizar que esto es latino o no lo es, no se puede definir como una sola cosa”, dijo Morales.

Otro hispano que se reencontró con sus raíces en Filadelfia, a través de la música, es Alberto Pagán, director del Instituto Puertorriqueño de Música. 

“Nací en Ponce y toda mi vida estuve expuesto a la música puertorriqueña pero nunca la aprecié. Llegué acá hace 14 años y aquí tomé la iniciativa de aprender sobre la bomba y plena, primero tocando en la calle y una vez que lo dominé me decidí a enseñarlo formalmente”, dijo Pagán quien ahora se dedica a transmitir esta tradición musical.

Cada una de las experiencias muestra la rica diversidad latina con la que la ciudad cuenta. 

La realidad es que la Herencia Hispana se vive todo el año, desde el aniversario de La Milagrosa y el festival dominicano, del carnaval de Puebla al izamiento de la bandera colombiana, y también día a día desde cada hogar latino en la ciudad.

¿Cómo vive usted su hispanidad?

 

Hits: 1321
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter