Latino News and Opinion

¿Esperanza o migajas para el crecimiento de los latinos en Pensilvania?
Por Arturo Varela / Redacción AL DÍA   
05:38 | 06/15/12
-


La Comisión de Redistribución de Pensilvania aprobó el pasado 8 de junio los nuevos mapas que podrían llevar a la creación de tres nuevos distritos de mayoría hispana en la Cámara Estatal de Representantes y uno más en el Senado Estatal, siempre y cuando sean aprobados por la Corte Suprema del Estado. 

Estos se sumarían al Distrito 180, el único que cuenta con una mayoría hispana desde el 2001, y el cual es representado por  Ángel Cruz.

Se trata del Distrito 197, en el norte de Filadelfia, el cual contaría con una concentración aproximada de latinos del 53 por ciento; así como el Distrito 22 en Allentown y el 127 en Reading.

Además, el Distrito 179 estaría conformado por un 33 por ciento de latinos, por lo que esta comunidad sería influyente. 

En el senado estatal, el Segundo Distrito se perfila también como un distrito en el que los latinos, que representan el 25 por ciento de la población, tendrían influencia política.

Mientras hay quienes consideran que los nuevos mapas previstos por la Comisión de Redistribución brindan una luz de esperanza a la representación política de los latinos en Pensilvania, otros consideran que son solo migajas en comparación con el crecimiento de esta población en el estado.

“Volvieron a limitar el porcentaje de la comunidad latina”, dijo el ex concejal de Filadelfia, Ángel Ortiz. “Estamos creciendo de manera orgánica en áreas compactas y lo que la comisión está haciendo es dibujar líneas por otro lado para dividirnos”.

“Los mapas contienen divisiones partidarias, inexplicables e innecesarias de distritos que van en contra de la Constitución”, dijo el senador estatal Jay Costa (D), integrante de la Comisión de Redistribución.

Por el momento Latino Lines, organización líder en la lucha por la representación política de los hispanos en Pensilvania, continúa analizando la nueva propuesta de la Comisión de Redistribución y no ha expedido un comunicado oficial al respecto. 

“Estamos trabajando en el análisis, con nuestros abogados, y no queremos saltar a conclusiones”, dijo Wynne Alexander, de Latino Lines. “Hay muchos detalles y tenemos que ver cada uno de ellos”.

En caso de que la Corte Suprema de Pensilvania apruebe el mapa, la comunidad latina de dichos distritos tendría que esperar al ciclo electoral del 2014 para elegir a sus representantes en la asamblea de Harrisburg.

“El crimen retórico es que la comunidad hispana no estará representada en las próximas elecciones y eso no tiene razón de ser”, dijo Steve Miskin, portavoz del representante estatal Mike Turzai (R), quien también forma parte de dicha comisión.

El próximo paso, según Miguel Concepción, de Latino Lines, sería el desarrollo de líderes latinos de la comunidad.

“Tenemos que tomar cargo de estos nuevos distritos, porque de nada sirve que estén ahí si no tenemos líderes que nos puedan representar”, dijo Concepción.

Recordó que en otros estados, en donde se han creado nuevos distritos de mayoría latina tras la redistribución —que por ley debe llevarse a cabo cada 10 años tras la publicación de los resultados del Censo— ha habido escasez de líderes hispanos que representen a su comunidad.

“Queremos que Pensilvania esté a la vanguardia y que estos nuevos distritos sean representados por latinos”, dijo Concepción.

Al ser cuestionado sobre las personas de la comunidad hispana que podrían perfilarse para representar dichos distritos, dijo que esto no se puede determinar hasta que los mapas sean aprobados por la Corte Suprema.

“Estos dos años nos permitirán elegir y preparar a una persona para representar a nuestra comunidad”, dijo Concepción.

En caso de que la corte no apruebe los mapas dentro de un periodo aproximado de 30 días luego de su publicación, el proceso podría extenderse con dos posibles desenlaces.

La Comisión de Redistribución —integrada por dos legisladores demócratas, dos republicanos y un juez de la corte federal de Pensilvania— podría verse obligada a redibujar nuevos mapas. O en su defecto, la Corte Suprema del estado podría establecer una comisión externa para dicho propósito. 

Concepción dijo sentirse confiado ante cualquiera de estas dos posibilidades.

“A los latinos no nos afectaría porque el crecimiento de nuestra comunidad nos da el apoyo que necesitamos”, dijo Concepción.

Sin embargo, recordó la urgencia de que el proceso se lleve a cabo a la brevedad posible.

“Hasta que tengamos algo concreto vamos a seguir con un futuro incierto y no podremos empezar la próxima fase de desarrollo de líderes para que representen a nuestra comunidad”, agregó. 

Y es que pese a que los resultados del Censo fueron publicados desde marzo del 2011, y pese a que la Comisión de Redistribución ya había llegado a un consenso y presentado los mapas en diciembre pasado, estos no fueron aprobados.

Primero fue la Corte Suprema de Pensilvania la que rechazó en enero pasado, el mapa entonces presentado.

Luego, un juez federal de Filadelfia negó en febrero pasado la petición de hiciera un grupo de líderes latinos para bloquear el uso del antiguo mapa, que data del 2001, en las elecciones de noviembre próximo. Es por eso que en los próximos comicios no se verá reflejado aun el crecimiento de la comunidad latina de Pensilvania en la última década.

Mientras tanto, Latino Lines está dispuesto a continuar con la lucha.

 

Hits: 1089
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter