Latino News and Opinion

Graves condiciones en restaurantes
Por Ana Gamboa / Redacción AL DÍA   
08:02 | 10/12/12
-

El 40 por ciento de los encuestados se quejaron de que fueron obligados a trabajar fuera de su horario sin goce de sueldo.

Un reporte reciente asegura que dos de cada tres empleados de restaurantes en Filadelfia no pueden sostener una familia de tres, y que la ciudad sobrepasa el promedio nacional de trabajadores de restaurantes que no tienen acceso a días pagados cuando están enfermos. 

Titulado “Behind the Kitchen Door: The Hiden Reality of Philadelphia’s Thriving Restaurant Industry”, el informe revela evidencia impactante acerca de las injusticias y la desigualdad que existe en este sector económico de Filadelfia que ahora es uno de los de más rápido crecimiento.

Los trabajadores de restaurantes representan el 7 por ciento del total de los empleados del sector privado. 

En 2007, los restaurantes en Filadelfia generaron $2,3 mil millones en ingresos, representando un estimado de $138 millones en impuestos sobre las ventas para el estado y $46 millones para la ciudad.

Los resultados fueron publicados por el Centro de Oportunidades para Restaurantes de Filadelfia (ROC), y la investigación fue realizada por Keystone Research Group, una organización sin fines de lucro, en Harrisburg. 

“Empleados de restaurantes, consumidores y buenos empleadores se ven afectados por otros empleadores que toman el camino rápido a la rentabilidad, al pagar salarios bajos y pocos o ningún beneficio”, dijo Stephen Herzenberg, director de Keystone  Research Group. “El reporte ofrece información nueva y pruebas convincentes de esta realidad, pero también deja en claro que esta no tiene por qué ser así”.

Fue el pasado 10 de Octubre  cuando miembros de ROC presentaron el reporte durante una conferencia de prensa. 

Según la organización, este informe es el más completo jamás realizado sobre las condiciones de trabajo que existen en la industria de restaurantes de Filadelfia. 

De acuerdo al informe, la industria en Filadelfia está compuesta por 113.000 trabajadores y 12.000 establecimientos, los cuales contribuyen a los sectores del turismo, de hospitalidad y entretenimiento.  

“Nosotros creemos que este trabajo se debe recompensar de una manera justa y que todos deben tener acceso a las oportunidades. Cuando se trata a los empleados de una manera justa y se da la oportunidad de subir de puesto, el resultado final es un mejor lugar de trabajo para todos, además de un negocio más competitivo y sustentable”, dijo Fabricio Rodríguez, coordinador de justicia en ROC.

El reporte se enfoca en la información de 580 encuestados, además de 30 entrevistas a fondo con trabajadores y 30 con empleadores. Los resultados fueron recolectados durante 13 meses, y fueron sustentados con datos y análisis por parte del gobierno y la industria restaurantera.

A parte de comprobar que el 62,1 por ciento de los trabajadores reciben un salario que no podría sostener a una familia de tres miembros, proporciona una mirada a la segregación y la falta de días de ausencia por enfermedad no pagados que han llegado a caracterizar el trabajo en restaurantes.  

“Para poder cambiar esta industria para que sea mejor, debemos inspirar tanto a los empleados como a los empleadores y crear un camino alto hacia la rentabilidad. Para completar esta meta apoyamos a los trabajadores al ofrecer clases profesionales gratuitas que nos permite luego colocarlos en los mejores empleos de la industria”, agregó Rodríguez.

Según el reporte, un 92,8 por ciento de los trabajadores de restaurantes en Filadelfia no cuentan con días de ausencia por enfermedad pagados. Los salarios bajos y la falta de beneficios han dado como resultado que alrededor del 12 por ciento de los trabajadores dependen de la atención de emergencias cuando no pueden pagar la atención medica.

El 40 por ciento de los encuestados se quejaron de que fueron obligados a trabajar fuera de su horario sin goce de sueldo, y el 57,9 por ciento dijo que no se lea había pagado horas extras después de trabajar más de 40 horas en una semana.

“En 1974 tuve la oportunidad de trabajar en un restaurante, primero como lavaplatos y después de ‘busboy’. Fue una gran experiencia porque fue la primera vez que sudé en una cocina y hasta se me hicieron grietas en las manos. Quiero instar a toda persona que trabaja en algún restaurante y que sepa de alguna injusticia, me lo hagan saber para que se pueda remediar”, dijo el concejal ‘at large’ James Kenney, quien estuvo durante el evento.

Por su parte, Herzenberg  agregó que el informe proporciona nuevas recomendaciones y un camino para que la industria de restaurantes de Filadelfia cuente con mejores puestos de trabajo, un servicio de alta calidad, y propocione una mejor salud para los trabajadores y el los clientes. 

“Sin acceso a días pagados de ausencia por alguna enfermedad, los trabajadores de restaurantes se ven obligados regularmente a una disyuntiva injusta de escoger entre conservar su empleo o cuidar de su salud”, dijo Herzenberg.

Otro punto del que se habló durante el evento fue de la discriminación generalizada que ocurre con mejores puestos de trabajo pagados, por ejemplo el de camareros o barman, que generalmente sucede en empleados blancos, por y varones,  en comparación con trabajos de cocina con salarios bajos en poder de las minorías, en particular los latinos y los asiáticos.

“Nuestra investigación revela que existe una brecha salarial significativa entre los trabajadores blancos y los trabajadores de color. Considerando que el salario a los trabajadores blancos en promedio es de $11.29, en comparación con el salario promedio de trabajadores de color que es de $9,00”, se especifica en el reporte.

“Vivíamos con mis padres porque era imposible mantenerme a mí y a mis hijos, con un sueldo de aproximadamente $ 200 a $ 350 semanales. Éramos elegibles para estampillas de comida, Medicare y guarderías subvencionadas”, dijo Victoria Bruton, de 40 años, un testimonio de la organización.

“Pero tener vacaciones, un carro y nuestro propio hogar o una cuenta de ahorros, eran lujos que no podíamos permitirnos”, agregó Bruton.

El informe recomienda que los políticos se encarguen de apoyar el aumento del salario mínimo y una legislación de apoyo para proveer días pagados de ausencia por enfermedad.

Para reducir las altas tasas de rotación de la industria, los empleadores deben aumentar los salarios y beneficios, mejorar la situación de trabajo de los empleados mediante la programación con mayor antelación para permitir la planificación, 

Para más información sobre este reporte y sobre los servicios que ofrece ROC, puede visitar la página www. rocunited.org

La Fundación Ford, el Fondo de la Familia Rockefeller, y otras fundaciones financió el estudio.

 

Hits: 807
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter