Latino News and Opinion

Recuperación lenta pero segura tras ‘Sandy’
Por Ana Gamboa / Redacción AL DÍA   
13:50 | 11/01/12
-

Fue anunciado como algo histórico, una tormenta nunca antes vista en la historia en camino hacia la costa este, y esta vez los pronósticos no se quedaron cortos.

 Conocida en la redes sociales como la ‘Frankenstorm’, gracias al  meteorólogo James Cisco, la llegada de ‘Sandy’ cumplió con todos los daños prometidos y aun más.

Los vestigios que dejó a su paso fueron suficientes para paralizar la campaña electoral estadounidense, a menos de 10 días de las elecciones presidenciales del 6 de noviembre, e inclusive atrasar una de las celebraciones norteamericanas por excelencia: Halloween o noche de brujas.

El paso de ‘Sandy’ se traduce en 50  víctimas a lo largo de la costa este, 5,9 millones de personas sin luz en 15 estados de la nación, además de 19.000 vuelos cancelados desde el fin de semana pasado.

Pero la mejor manera de comprender el alcance de los daños es al escuchar las voces de los que vivieron la furia de la tormenta.

“Aunque la mayoría de la gente fue evacuada nosotros optamos por quedarnos. Hablé con una oficial de policía que estaba haciendo la lista de familias que se quedaban, le pregunté qué si se sentía bien y me respondió ‘hoy  perdí mi casa, está bajo cuatro pies de agua’”, dijo Reina Valenzuela, residente de Ventnor, en Nueva Jersey.

El lunes al medio día la tormenta ni siquiera había tocado tierra en ese estado, cuando ya se había llevado partes del ‘Boardwalk’, el famoso paseo marítimo de Atlantic City.

Valenzuela, cuyo condominio se sitúa a solo 3.5 millas del ‘Boardwalk’, sobrevivió a la tormenta sin mayores daños graves en su infraestructura. 

“Quedaron como tres pies de agua en las calles, por supuesto nos quedamos sin electricidad que podría regresar hasta dentro de dos semanas. Lo más difícil ha sido aguantar las temperaturas tan bajas sin enegía en la casa”, dijo Valenzuela.  

De acuerdo con la Cruz Roja, alrededor de 11.000 personas pasaron la noche del lunes 29 de octubre en uno de los 258 refugios que ofreció a través de 16 estados de la unión norteamericana.

Esa misma noche ‘Sandy’ pasaría de huracán categoría 1 a tormenta tropical, reduciendo ligeramente sus vientos para después tocar tierra en las costas de Nueva Jersey.

Por la mañana del martes habría pasado lo peor, del 70 al 80 por ciento de las ciudades en la zona costera se encontraban bajo el agua. Los vestigios de la tormenta fueron suficientes para que el presidente, Barack Obama, declarara el martes por la mañana a Nueva Jersey y Nueva York como “zonas catastróficas”.

Pensilvania se salvó de la furia de ‘Sandy’

“Nos enteramos desde la semana pasada que iba a pasar la tormenta, y nos preparamos con lo básico, con velas, agua y comida. Al principio no creía que fuera a ser tan fuerte, pero durante el fin de semana se empezó a notar el cambio en el clima”, dijo Porfirio Morales, residente del norte de Filadelfia.

El comerciante contó que en su casa tuvo apagones en tres ocasiones durante la noche del lunes, pero la energía regresó casi inmediatamente.

“Yo estuve aquí el año pasado  cuando pasó el huracán Irene, pero  en esta ocasión definitivamente estuvo más fuerte”, dijo Morales.

Hasta el miércoles pasado se reportaron siete víctimas a causa de la tormenta en el estado de Pensilvania, que incluyeron cuatro personas que fueron impactadas por árboles, dos muertes a causa de intoxicación por monóxido de carbono, y un hombre que murió en un accidente de tráfico.

El principal reto que el estado enfrentó fue la cantidad de hogares y establecimientos que quedaron sin electricidad. El número máximo de hogares a oscuras fue de alrededor de 1,2 millones, y hasta el miércoles, aun había 850.000 en espera.

El gobernador de Pensilvania, Tom Corbett, realizó un tour este jueves por distintas partes del estado que incluyó Filadelfia y sus condados aledaños. Corbett recorrió una ruta junto a los empleados de PECO, que a penas se daban a basto para resolver los daño.

“La prioridad es primero proteger la seguridad pública y después infraestructuras como hospitales. Después pasaremos a las líneas de electricidad mas grandes”, dijo el gobernador.

También el jueves, Renée Cardwell Hughes, CEO de la Cruz Roja del Sureste de Pensilvania agradeció especialmente a  los voluntarios por haber estado listos y por sus servicios.

“Mucha gente se queja de la cantidad de tiempo que dedicamos a mantenernos listos para un desastre, pero este día les puedo asegurar que sin importar lo que la madre naturaleza nos envió lo hemos sobrevivido”, declaró Cardwell.

En Filadelfia se prepararon tres refugios distintos, en Roxborough High School, Samuel Fels y en West Philadelphia High School.

“Comenzamos a prepararnos desde el viernes pasado y durante toda la semana monitoreamos la tormenta. Sabíamos que iba a llegar así que buscamos adelantarnos a ‘Sandy’”, dijo Chad Lassiter, director de recuperación en la Cruz Roja del sureste de PA.

El refugio en West Philadelphia High School abrió sus puertas el domingo 28 de octubre donde ofreció más de 300 catres, cobijas, almohadas, agua y comida. “Llegamos a contar hasta con 249 personas, y hasta el miércoles todavía había 132 personas y 13 mascotas. El daño pudo haber sido mucho peor pero lo enfrentamos de la mejor manera posible”, dijo Lassiter.

Después de la tormenta viene la calma

En los últimos días de la semana mientras los residentes de Nueva Jersey y el estado de Nueva York regresaron a sus casas, o lo que quedo de ellas, la pronta respuesta por parte de los gobernadores y del presidente Obama ha dado una luz de esperanza y recuperación a los más afectados.

El presidente arribó a Nueva Jersey este jueves para visitar junto al gobernador, Chris Christie, las zonas más afectadas.

“Estamos aquí para ustedes, no los vamos al olvidar. No quiero que piensen que todo esto se va a recuperar de la noche a la mañana, lo que les puedo prometer es que el gobierno federal trabajará lo más cerca posible para con el estado para que esto se resuelva lo már rápido posible”, dijo el presidente durante su visita.

Por su parte el gobernardor Christie ha sido elogiado por su involucramiento y respuesta que ha dado a sus residentes. Durante los últimos tres días dejó la política de lado y se dedicó a apoyar.

 “El nivel de devastación en las costas de Nueva Jersey es impensable. No puedo estar más agradecido con  el presidente por su preocupación personal y su compasión”, dijo Christie.

Se calcula que unos 10.000 miembros de la Guardia Nacional se mantuvieron activos a través de los 13 estados que fueron afectados tras el paso de ‘Sandy’.

Por lo pronto se espera una lenta recuperación para la costa este. La ciudad de Nueva York recuperó este jueves buena parte de su transporte público con la reapertura parcial de catorce líneas de metro, pero sigue luchando para devolver los servicios básicos a sus ciudadanos.

El camino a la normalidad se ha dado a paso lento en Nueva Jersey. Encontrar dónde tomar un café o dónde recargar el teléfono móvil es casi misión imposible.

“Fue una experiencia muy fuerte, ahorita nos preocupa encontrar donde cargar la batería de los celulares para comunicarnos. Ahora también estamos observando que entran a robar casas y negocios vacíos, otras de las consecuencias negativas del desastre”, dijo Valenzuela.

Para Valenzuela, lo importante no son los tres pies de agua que quedaron en las calles ni las horas de oscuras que pasa en su casa, sino haber salido ilesa de la tormenta.

“Lo importante es que aquí estamos, en dos años que hemos vivido en esta área nunca nos habíamos comunicado con los vecinos, ahora para darnos apoyo, intercambiamos teléfonos y nos preparamos juntos. Dentro de lo malo hubo lo bueno, en realidad la experiencia de la tormenta fue muy emocional y de apoyo”.

 

Hits: 557
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter