Latino News and Opinion

Mala política, mal cumplimiento de la ley
Por Tom Ferrick/ Metropolis   
09:04 | 06/10/11
-

El Departamento de Policía de Philadelphia debe dejarse de actuar como si fueran delegados ‘de facto’ de la Policía de Inmigración (ICE) y parar el traspaso de inmigrantes indocumentados hacia ICE para que los deporte.

Esta es una mala política, y peor aún, es una mala aplicación de la ley.

Como reportamos en la historia de portada de esta semana, ICE tiene la poca envidiable tarea de hacer lo imposible: lidiar con un estimado de 11.2 millones de inmigrantes ilegales que viven y trabajan en Estados Unidos.

La administración Obama se ha propuesto, mediante el programa Secure Communities, identificar a los inmigrantes que han cometido crímenes serios para deportarlos, una política que tiene sentido solo en apariencia.

En la práctica, no es ha curtidos criminales que están echando.  Se trata mas bien de gente acusada de cometer delitos menores, no ninguna infracción del todo que acaban en la red.

Un programa supuestamente dirigido hacia los tiburones acabó atrapando en su mayoría pececillos.

Esto es especialmente cierto en Filadelfia.

Según datos de ICE, solo 97 de 421 sospechosos en Philadelphia transferidos de la Policía de Philadelphia a custodia de ICE, entre octubre 2008 y Febrero de este año, fueron condenados por ofensas que ICE denomina de Nivel I, presumiblemente felonías.  Otros 86 eran clasificados como ofensas  de Nivel 2 y 3.

La mayoría de sospechosos –el número exacto es 238- estaban listados como “no-criminales” – una etiqueta confusa que yo asumo debe interpretarse como que fueron arrestos  por ofensas menores, tales como intoxicación pública, conducta desordenada, compra de pequeñas cantidades de droga, y otras contravenciones, y luego son deportados sin derecho a juicio.

¿Cómo es que ICE tiene acceso tan fácil a los nombres y detalles de los sospechosos?  El Departamento de Policía básicamente los comparte con ellos.  La Policía dio acceso a ICE al sistema de computación que registra detalles de incidentes al instante que un oficial de policía lo está ingresando.

Hay más detalles sobre ese sistema en nuestro reportaje “La Máquina de Deportación” parte de nuestra serie en dos capítulos de la creciente comunidad mexicana en Philadelphia.  La mayoría de los 16,000 a 20,000 mexicanos que viven en Filadelfia son indocumentados y son sujetos de deportación si caen en manos de ICE.

No estoy aquí para argumentar sobre la sabiduría o absurdo de la política de inmigración estadounidense.  Otros pueden hacer eso.

Es el papel de la Policía de Philadelphia es el que me molesta.  El trabajo de la Policía no es hacer cumplir las leyes de inmigración de Estados Unidos, su deber es proteger al pueblo de Filadelfia.

No debemos pedir a la Policía que actúe como agentes de ICE , tanto como no podemos pedir a los agentes de ICE que combatan el crimen en nuestras calles.

Es duro de por sí vigilar efectivamente en comunidades inmigrantes, por las barreras de lenguaje y culturales.  ¿Cuanto más difícil le estamos haciendo el trabajo de vigilancia entre los mexicanos de la ciudad que están concentrados en el área del  Italian Market al sur de Filadelfia?

El encargado de la ciudad de la Seguridad Pública, Everett Gillison, le dijo a mi colega Daniel Denvir que pese a las historias conmovedoras de algunas personas deportadas, la administración de la ciudad tiene una política de cooperar con ICE.

El problema aquí no es la acumulación de historias trágicas.  El punto es: ¿Qué clase de confianza puede la Policía construir en los mexicanos si son ampliamente –y correctamente- percibidos como agentes de ICE?  Ya corrió la voz entre la comunidad que aún un casual contacto con la Policía puede desembocar en deportación.

Si usted fuera miembro de esta pequeña e insular comunidad, ¿llamaría a la Policía si presenciara un crimen?  ¿Pediría auxilio a la Policía si fuera víctima de un crimen?

Claro que no.

Esto explica por qué varias ciudades y estados procuran salirse de colaborar con ICE.  Se preocupan de que si su Policía se enreda con tareas de ICE ello limitaría su efectividad en ejecutar su trabajo principal: proteger a su comunidad local.

Vea versión en inglés en: http://www.phlmetropolis.com/2011/06/bad-policy-bad-policing.php

 

 

Hits: 9604
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter