Latino News and Opinion

¡No cambien nada en el distrito!
Por Tom Ferrick/ Metropolis   
13:38 | 11/01/12
-

Es difícil defender un status quo cuando éste es tan malo.

En resumidas cuentas ese es el conflicto que enfrenta la Coalición para las Escuelas Públicas de Filadelfia (PCAPS), un grupo decidido a detener una nueva reforma en el Distrito Escolar de la ciudad.

La coalición, que incluye a padres de familia, activistas de la comunidad y maestros en sindicatos, tiene como misión movilizar la opinión pública en contra del nuevo plan que propone cambiar las operaciones en el distrito.

Dicho plan de reforma incluye la clausura de 60 escuelas semivacías, descentralizar la administración del distrito, aumentar la creación de escuelas ‘charter’ y dar mayores responsabilidades de desempeño a maestros y directores.

En estos momentos el proyecto está siendo analizado, más no aprobado, por la Comisión de Reforma Escolar (SRC) y afectaría sobretodo a maestros que forman parte de la Federación de Profesores de Filadelfia (PFT). 

Por un lado, PFT podría perder miembros si las escuelas públicas quedan en manos de instituciones ‘charter’. Por otro, es probable que el distrito busque cambios en sus reglamentos y derechos de antigüedad para el próximo contrato de la PFT.

Bajo esta reforma los directores obtendrían mayor poder, mientras que la burocracia centralizada del distrito se alejaría del famoso modelo educativo francés donde el superintendente escolar es visto igual que al rey sol.

Hasta ahora PCAPS ha estado atacando el plan desde lejos. Ha insinuado que esta propuesta es el trabajo de fuerzas oscuras y misteriosas apoyadas por derechistas siniestros que buscan privatizar las escuelas. 

El punto más controversial es la introducción de un modelo administrativo descentralizado que administraría a todo un grupos de escuelas. Ahora los directores podrían contratar personal por fuera del distrito, al igual que sucede en escuelas ‘charter’.

Sin embargo, es difícil reunir tropas en contra de este nuevo “portafolio administrativo”, una acción que francamente parece esotérica y hasta aburrida. La frase “portafolio administrativo” ni siquiera cabe en un letrero de protesta. 

Sería mucho más sencillo juntar a padres de familia para protestar por el cierre de escuelas en tanta zonas, incluso si en este caso se trata de edificios viejos que se encuentran medio vacíos. Pero es difícil para un distrito hundido en crisis financiera justificar el mantener estas escuelas abiertas (una lista de las escuelas que clausurarán será publicada este mes). 

Es fácil visualizar en pancartas de protesta un muy efectivo “S.O.S”, abreviación de la frase “Save Our Schools” (salven nuestras escuelas).

PCAPS también ha prometido entregar su propio plan para las escuelas, y ahí es donde se topará con ciertas dificultades. 

La PFT está en contra de los exámenes estatales que califican el desempeño de los estudiantes, y odia aun más la idea de utilizar esos resultados para calificar el desempeño de los maestros.  Desafortunadamente para la PFT estos exámenes son un reglamento estatal y no uno local.

Una cosa es pelear contra la SRC, pero otra muy diferente es obligar al estado a cambiar sus leyes, e incluso si el estado aceptara, se toparía con una barrera federal.

Entonces, ¿qué slogan podría atraer más al pueblo? ¿tomen responsabilidad? ¡fuera de mi departamento!, ¡dejen de meter la nariz donde no les corresponde!

Los sindicatos también se oponen a contar con un día de escuela más largo y a un año escolar más extenso. 

Pero, permítame preguntar, estrictamente desde un punto de vista político, ¿cómo se podría unir al público para apoyar los derechos de empleados que ganan $70.693 por trabajar 10 meses al año?

Los organizadores se oponen al modelo del ‘portafolio administrativo’, pero estos mismos se han unido durante años en contra del efecto amortiguado de la administración central del distrito, asegurando que mata la oportunidad de innovación en las escuelas.

Tal vez les gustaría regresar a la pancarta de los buenos tiempos: ¡Nosotros amamos nuestra burocracia! 

El momento en que PCAPS comience a declarar este último principio encontrará problemas. Si el principio es: ¡No queremos cambiar la administración de Escuela Públicas porque...! exactamente que podría responder: ¿Porque trabajan tan bien...?.

No lo creo. Se sabe que muchas escuelas han fallado a la hora de educar a los niños.

En la política, si uno no puede cambiar ideas, uno debe cambiar de tema.

Mi mejor consejo político para PCAPS es evadir discusiones sustanciosas sobre los puntos mencionados y hablar desde el corazón. No hablen de responsabilidades, hablen sobre el fracaso de Harrisburg para proveer fondos a escuelas.

No hablen de descentralización, hablen de las fuerzas oscuras y siniestra que buscan apoderarse del distrito. 

Y hagan lo que hagan no mencionen el derecho del niño de contar con escuelas seguras donde puedan aprender las habilidades que necesitan para convertirse en adultos exitosos. Dejen a los niños por fuera de todo esto. Hablen de los derechos de los trabajadores en peligro ante las fuerzas siniestras ya mencionadas.

Deliren, alcen sus voces y griten, hablen de la gente detrás de la reforma como bastardos sin corazón. Culpen a Harrisburg o al alcalde Michael Nutter, culpen a Bill Gates. Demonicen a cada oponente del status quo. 

Funcionará de maravilla. Siempre lo hace.

 

Hits: 581
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter