Latino News and Opinion

Puro odio: Lo que dej贸 protesta en South Philly
Por Adriana Arvizo / Redacci贸n AL D脥A   
13:38 | 07/15/10
-

 

Es una tarde como cualquier otra en el sur de Filadelfia, a eso de las 5:00 p.m., en un barrio en donde diariamente conviven personas de origen italiano con inmigrantes mexicanos reci茅n llegados, asi谩ticos y los 鈥榟ipsters鈥, j贸venes de clase media alta con tendencias art铆sticas y creencias liberales.

Pero en esta ocasi贸n mientras algunos comen el ic贸nico 鈥楶hilly cheesesteak鈥 y otros realizan sus compras en el Mercado Italiano, dos grupos se pelean e insultan de acera a acera.

You need to a flashplayer enabled browser to view this video

A un lado, los simpatizantes de la ley 1070 de Arizona se congregan en un local de s谩ndwiches con el af谩n de recaudar fondos para dicha ley que criminaliza a los indocumentados. Son en su mayor铆a gente de m谩s de cincuenta a帽os, blanca, de cabello dorado y de clase media alta que portan camisetas que dicen: 鈥淪oy estadounidense por eso ordeno en ingl茅s鈥. Un d煤o de m煤sica 鈥榗ountry鈥 canta melod铆as patri贸ticas como 鈥楨stoy orgulloso de ser estadounidense鈥 de Lee Greenwood, mientras la multitud ondea la bandera de Estados Unidos y se lleva la mano al coraz贸n.

A unos metros de distancia, al otro lado de la calle, est谩n los grupos pro inmigrantes que  tres d铆as antes se enteraron del evento y que  mediante redes sociales se organizaron para protestar ante dicha ley y de paso pedir una reforma migratoria para los aproximadamente 15 mil indocumentados que residen en ese barrio y los 10,8 millones de todo el pa铆s.

 Hay de todo en dicho grupo: Mexicanos, que desde sus bicicletas observan callados y con cierto temor c贸mo los del otro lado les gritan que se devuelvan a su pa铆s, l铆deres comunitarios, monjas, hippies, asi谩ticos y familias estadounidenses como los Melville.

鈥淵o vivo aqu铆 en 鈥楽outh Philly鈥 y me enter茅 en un blog de este evento. Habl茅 con mis pap谩s y les dije que era importante que vini茅ramos y les dej谩ramos saber a los inmigrantes, que estamos de su lado. No quiero que nuestros vecinos piensen que no los queremos porque no es as铆, al contrario estamos agradecidos de convivir d铆a con d铆a con ellos y de vivir en un vecindario tan diverso鈥, dice Kathleen Melville, de 27 a帽os, quien est谩 en la protesta con sus padres, hermana y sobrino.

Entre las organizaciones que apoyan a los inmigrantes est谩 Ra铆ces Culturales, JUNTOS, Reforma Migratoria por Am茅rica, las Hermanas de San Joseph, Proyecto Justicia, Ollin Yoliztli Calmecac, Movimiento Santuario y uno nuevo, Blancos en Solidaridad al Anti-Racismo (WIARS).

La improvisada m煤sica de los inmigrantes consta de dos tambores y una trompeta con los que entonan el coro de la canci贸n de los peregrinos 鈥淓sta es tu tierra, esta es mi tierra鈥, que escribi贸 Woody Guthrie en los cuarenta.

Los 谩nimos se acaloran y los ocho polic铆as ya no son suficientes para controlar a los grupos que han comenzado a insultarse.

鈥溌緾u谩ntos de ustedes tienen a sus hijos en beneficios p煤blicos? 驴Cu谩ntos de ustedes son veteranos? !Ustedes son una mala inmigraci贸n y si quieren entrar a nuestro pa铆s h谩ganlo por la puerta de enfrente y no por la de atr谩s!鈥, grita un hombre blanco de edad avanzada que porta un sombrero alto del 鈥楾铆o Sam鈥 y al que el enfado lo hace tambalear en su bast贸n.

Los defensores de los inmigrantes le responden. 鈥溌緿贸nde qued贸 el amor fraternal de Filadelfia? el sur de Filadelfia necesita a nuestros inmigrantes鈥.

Son las 7:30 y ya hay refuerzos de la Polic铆a que acuden a controlar los disturbios que han llegado a los golpes, Ahora hay vallas de madera que separan a los dos grupos.

En ambos hay ni帽os que no entienden lo que sucede, pero que al observar a sus padres aprenden que los de enfrente son los enemigos y que hay que gritar fuerte y con odio, como sus padres apuntando con el dedo 铆ndice y culpando.

A las casi 9:00 p.m. el grupo pro inmigrante se retira a marchar por la avenida Washington y el grupo de blancos contin煤a con el programa establecido mientras conversan.

Al caer la noche el evento ha terminado, y los activistas, que en su mayor铆a son residentes del barrio, vuelven a sus casas. Cada uno sabe ya qui茅n es el enemigo, ese fue el aprendizaje en un evento en el que no hubo debate

Una vecina del barrio se pregunta 鈥溌縌u茅 pasar谩 ma帽ana cuando se encuentren en el supermercado, en la helader铆a o comprando fruta en los puestos y se reconozcan los rostros, y al bando al que pertenecen?

 

Hits: 1019
1 Comentarios
Votos: +0
no sean rasistas
Escrito por oswaldo, julio 18, 2010
no entiendo por que no quieren alos imigrantes si no ubiera imigrantes quien aria los trabajos pesados
Reportar abuso
Su opini贸n es importante. Escr铆bala aqu铆.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter