Latino News and Opinion

Si los latinos no van al arte, el arte va a ellos
Por Arturo Varela/ Redacción AL DíA   
07:34 | 04/13/11
-

La tragedia del barrio, la lucha contra la pobreza, el abuso de drogas y la falta de servicios en la comunidad latina quedan plasmados en una exhibición de pintura del ecuatoriano Carlos Nuñez y la boricua Marilyn Rodríguez en Taller Puertorriqueño.

La inspiración de la “Sin Santuario: Imágenes de los olvidados” viene de la experiencia de vida de los artistas dentro de la comunidad latina e inmigrante de Filadelfia, Nueva Jersey y Nueva York.

Las obras toman el estilo del Arte Bruto y recuerdan al artista estadounidense de grafiti y pintor neo-expresionista Jean-Michel Basquiat, así como al expresionismo abstracto del holandés Willem de Kooning.

Nuñez da voz a inmigrantes latinos “atrapados en una prisión de injusticia que los retrata como criminales”.

“Hay mucho que decir sobre los inmigrantes y su familia, son la espina dorsal del país, nuestra estructura de apoyo, pero hay muchos escondidos”, dijo Nuñez. “Con esta exposición trato de decirles que salgan de su caparazón tal como son”.

Nuñez asegura que “todo mundo” tiene algo que aprender de su exhibición: Los inmigrantes pueden motivarse a participar en las actividades cívicas, artísticas y culturales, mientras que los que los estadounidenses pueden aprender a valorar las contribuciones de estos.

“En Filadelfia creo que la gente todavía está un poco nerviosa de salir en público”, dijo Nuñez. “Cuando voy al Museo de Arte los domingos, que es gratis, no veo a muchos latinos”.

Es por eso que él busca llegar a la comunidad latina en su zona de confort para después sacarlos de ella.

“El arte debe ser llevado a ellos, y después, si conocen al artista y lo han visto y les gustó, entonces lo van a seguir a otros lados”.

Nuñez considera que inculcar un sentido de apreciación del arte entre los pequeños es el único método para formar un hábito de vida.

“No hay suficiente exposición ni oportunidad para los latinos, pero estamos descubriendo que es clave para la comunidad aprender que está bien traer a los niños a las exhibiciones”.

Por su parte, Rodríguez pinta “gente desfigurada y deformada para mostrar lo que hace el abuso a las drogas”.

La boricua define su estilo como “surrealismo abstracto”.

La realidad que pretende mostrar es la del abuso de drogas a la que está expuesta la comunidad latina en áreas del norte de Filadelfia, donde vive.

Como una protesta, ella retrata adictos a las drogas y pacientes mentales, a la deriva de su propio mundo, que no reciben atención médica porque no está disponible en su comunidad, o porque quienes la ofrecen han perdido la esperanza en ellos, según relató.

“Cuando la misma persona busca ayuda llega un punto en que no la quieren ayudar más, la ponen en la misma categoría de otros que se han dado por vencido, y esa no siempre es la verdad”, dijo Rodríguez.

La boricua argumenta que los menores de edad son particularmente propensos a la amenaza de las drogas en las calles.

“Las drogas están abusando tanto de la gente, y más de la juventud. Ahora mismo yo puedo salir y encontrar a cinco menores vendiendo drogas en Cambria o Somerset”.

Es por eso que la graduada del Moore College of Art and Design trabaja en el Northeast Treatment Center con niños y jóvenes de 8 a 21 años con problemas de drogadicción y con la ley, y les enseña a expresarse a través del arte.

“Los niños en el vicio no tienen a donde ir, tienen miedo, y si buscan una salida y no funciona, después no hay otros sitios para buscar ayuda. Pero ellos quieren tomar clases de arte. Yo siempre les digo que hagan algo positivo. Les explico el efecto de las drogas en las personas y les enseño que si plasman sus sentimientos en el arte, hay una liberación”.

Ante dicha falla de los sistemas correctivos, Rodríguez considera que la aproximación al problema debería ser más bien preventivo.

“Deberían hacer algo en el sistema escolar, un programa que sea parte del currículo desde que los adolescentes entran a ‘high school’”.

Por su parte, La exhibición gratuita está abierta en Taller Puertorriqueño, en el 2721 norte de la calle 5, hasta el 7 de mayo. Para más información visite www.tallerpr.com

 

Hits: 9510
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter