Latino News and Opinion

Jóvenes hispanos: blanco dulce para los vendedores de EE.UU.
Por José de la Isla - Hispanic Link   
18:26 | 05/21/09
-

HOUSTON, Texas – Evidentemente, a los osos se les pican los dientes por comer miel. A las personas también les salen caries por comer mucha azúcar. En todo el mundo animal, los seres humanos y los osos son los únicos que tienen este parecido.

English Version

Bears evidently get tooth decay from eating honey. Humans also get cavities from eating too much sugar. Bears and humans are the only ones in the animal kingdom with this similarity.

Se me ocurrió esta comparación después que el Center for Science in the Public Interest le instó el 13 de mayo al Comité de Finanzas del Senado a adoptar un impuesto sobre las bebidas gaseosas que no sean de dieta. El grupo incluyó las bebidas alcohólicas como fuente para financiar una expansión en la cobertura de cuidados médicos.

El ex presidente Bill Clinton, campeón de controlar la obesidad en los niños, respondió rápidamente. “Me parece que lo que mejor se puede hacer es dar incentivación a todos para la prevención y el bienestar”, le dijo a ABC News dos días después. La Alliance for a Healthier Generation (alianza para una generación más sana) de Clinton ha colaborado con los productores de bebidas para reducir el contenido calórico de las bebidas que se venden en las máquinas de ventas en las escuelas.

Más información

En septiembre del año pasado, Donna Maldonado-Schullo reportó en Al Día de Filadelfia sobre un informe del Journal of the American Medical Association (AMA) que una bebida gaseosa al día puede hacer que alguien gane 15 libras en un año.

El doctor Michael Jacobson, director ejecutivo del Center for Science in the Public Interest, dice que las bebidas gaseosas han contribuido grandemente a la obesidad en décadas recientes. A su vez, la obesidad es una causa importante de la diabetes, la hipertensión, los derrames, los infartos y el cáncer. Esta es la razón fundamental por la que se le pide al Congreso imponer un nuevo impuesto sobre el consumo de bebidas no dietéticas, con o sin gas.

La ciencia está de parte del impuesto.

El día anterior al testimonio, asistentes sin nombrar del Senado le dijeron al Wall Street Journal que legisladores claves estaban sopesando la idea tras puertas cerradas. La Oficina del Presupuesto del Congreso ha calculado que tal impuesto podría rendir hasta $24 mil millones en los siguientes cuatro años para ayudar a pagar un amplio y expandido seguro médico.

No es difícil anticipar que la industria de las bebidas y grupos que ritualmente “demonizan” la palabra “impuesto” se opondrán a la idea. Sin embargo, en la superficie, parece que el sentimiento vuela alto de manera desproporcionada en cuanto a productos sencillos como el agua con sabor. ¿Cómo es posible que algo tan sabroso sepa tan mal?

Mientras tanto, en lo que los porcentajes de la población estadounidense continúan reduciéndose para todos los niños, la evidencia sugiere que los productores, como Cadbury Schweppes, buscan el crecimiento en el mercado al expandir e intensificar esfuerzos de venta dirigidos a la juventud hispana.

Esta “fruta que pende bajo”, como se refirió una revista comercial al mercado hispano, al menos usó una descripción de algo nutritivo. Podrían haberlos llamado grandes osos con gusto por lo dulce.

[José de la Isla redacta un comentario semanal para Hispanic Link News Service. Comuníquese con él a: joseisla3@yahoo.com].

 

Hits: 3588
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter