Latino News and Opinion

La pobreza aumenta el riesgo de la obesidad infantil en niños hispanos
Por AL DÍA News   
19:47 | 09/30/10
-

En los años recientes, los investigadores han analizado cada vez más las potenciales correlaciones entre la inseguridad alimentaria en los hogares y  la obesidad infantil. Mientras muchos estudios no han encontrado una relación directa entre inseguridad alimentaria y obesidad, la evidencia muestra que la inseguridad alimentaria en el hogar está relacionada con un incremento del riesgo de sobrepeso y  obesidad, especialmente entre la niñez hispana.

Esta conclusión hace parte de una serie de análisis realizados por el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) a propósito de la salud en la comunidad hispana en Estados Unidos.

Según el reporte del NCLR, como la inseguridad alimentaria es frecuentemente cíclica, fluctuando entre época de tener y no tener, el aparente vínculo paradójico entre el hambre infantil y la obesidad puede estar relacionado a copiar los mecanismos que las familias adoptan, como sustituir comidas densas en energía por bajas calorías, más productos nutritivos cuando los recursos son bajos o consumir más comida cuando ésta está disponible. 

Vínculo entre inseguridad alimentaria latina y obesidad

Un análisis del programa “Early Childhood Longitudinal Study Birth Cohort” encontró que los niños viviendo en hogares con hambre (muy poca seguridad alimentaria) son el 61 por ciento más propensos a tener sobrepeso que los niños que viven en hogares con seguridad alimentaria.

Otro estudio de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (1999-2002) encontró que analizando por raza, género, edad y nivel de pobreza, la inseguridad alimentaria infantil estaba asociada con el riesgo de padecer sobrepeso en los niños. 

Los investigadores también encontraron que los niños méxico-americanos quienes sufrían de inseguridad alimentaria estaban 42,2% más propensos a tener riesgo por sobrepeso que los niños de sus mismo orígenes viviendo en casas con mejores condiciones alimenticias (36,3%), una significativa diferencia.

Bajos recursos = Altas calorías

El análisis del NCLR asegura que en tiempos de inseguridad alimentaria, cuando los recursos económicos son pocos y las familias temen no tener qué comer, los niños y las familias son más propensos a ingerir comidas de bajo costo y alto número de calorías.

Los investigadores han encontrado que cuando el dinero es insuficiente para seguir dietas saludables, las familias adoptan deliberadamente estrategias para comprimir el presupuesto y compran comidas de bajo costo, las cuales están cargados con gran cantidad de calorías, para satisfacer su hambre.

Las comidas que tienen más calorías por dólar son frecuentemente “calorías vacías” que carecen de importantes nutrientes y contienen grasas y azúcares adheridas. De acuerdo al estudio “Pobreza y Obesidad: El papel de la energía densa”: Grasas y aceites, azúcares, granos refinados, papas y frijoles representan algunas de las opciones de más bajo costo y proveen energía dietaria al mínimo costo”. De las opciones que proporcionan más  energía por dólar, solo las papas y los frijoles representan las opciones ricas en nutrientes.  Los productos perecederos y bajos en calorías como productos frescos y carnes magras aportaron menos energía por cada dólar gastado. 

Los niños latinos ya están en gran riesgo de padecer inseguridad alimentaria y sobrepeso. Entendiendo el complejo vínculo entre estos problemas, las autoridades pueden ayudar a incrementar la atención en la nutrición de la población infantil latina, concluyó el análisis del Consejo Nacional de la Raza. 

 

Hits: 3650
0 Comentarios
Su opinión es importante. Escríbala aquí.
This content has been locked. You can no longer post any comment.

busy
 

videos

pontealdia.com en facebookpontealdia.com en twitter